Desastres ambientales producidos por el cambio climático
El cambio climático no es un tema menor. En realidad, es, como aseguran algunos científicos, el mayor problema al que se enfrenta la humanidad en la actualidad. Porque el cambio climático no supone que pasemos un poco más de calor o que llueva más. El cambio climático produce un clima extremo que, a su vez, genera desastres ambientales que pueden desolar una región o, incluso, un país entero. Esto supone enormes pérdidas económicas. El calentamiento global cuesta mucho dinero.

El calentamiento global supone un riesgo real para el desarrollo económico. En especial, para los países más vulnerables, esto es, los que tienen menos recursos para enfrentarse a los fenómenos meteorológicos extremos. El huracán Sandy costó casi 70.000 millones de dólares sólo por lo ocurrido en Nueva York y Nueva Jersey. Estados Unidos es un país rico y poderoso que se recuperará, pero otros no tienen tanta suerte.

Cada vez más expertos en Economía creen que hay que tener en cuenta las consecuencias del cambio climático sobre la economía de las empresas y de los países. Algunos van más allá y promueven una economía baja en carbono, no sólo porque beneficia al medio ambiente, sino, y sobre todo, porque beneficia a la economía en la medida en que se reducen las pérdidas por desastres y aumenta el beneficio y el crecimiento económico.

Desastres ambientales producidos por el cambio climático
A continuación, una lista de los desastres naturales provocados o potenciados por el cambio climático:

  • Inundaciones: ya sea por lluvias torrenciales y persistente o por la subida del nivel del agua de los océanos; las islas y las zonas costeras son las regiones más vulnerables ante este fenómeno; de hecho, algunas islas desaparecerán bajo las aguas del océano.
  • Ciclones y huracanes: los países caribeños y los que rodean el océano Índico son los que más sufren estas tormentas de potencia máxima, pero Sandy demostró que ninguna zona está libre de ello.
  • Sequías: consecuencia directa de la subida de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones; países mediterráneos como España son muy vulnerables; Estados Unidos ha sufrido en 2012 una de las peores sequías de su historia, que ha generado millones de dólares de pérdidas por cosechas que se han secado.
  • Tormentas: sin llegar a ser huracanes, cada vez hay más tormentas destructivas, con granizo, fuertes vientos y nieve; pueden destrozar cultivos y poner en peligro a la población y a las infraestructuras (cortes de carreteras y de servicios esenciales como la telefonía o la electricidad).
  • Olas de frío y calor: inesperadas, persistentes y en zonas en las que sus habitantes no están acostumbrados.
  • Deslizamientos de tierra y terremotos: las lluvias persistentes pueden provocar los primeros, mientras que las últimas investigaciones apuntan a que el cambio climático también podría estar generando una mayor actividad sísmica.
  • Incendios: causados por la sequía persistente, los montes se secan y los incendios forestales aumentan; cada año, Australia, sufre peores incendios, y lo mismo ocurre en otros lugares del mundo.
  • Desastres ambientales producidos por el cambio climático

  • Volcanes: durante años, los científicos no han estado seguros de que el aumento de la actividad volcánica de los últimos años estuviera provocada por el calentamiento global, pero, las últimas investigaciones así lo señalan. La Tierra es un sistema interconectado y el calentamiento global también afecta a su interior, no sólo al exterior (atmósfera y mares).
  • Avalanchas, derrumbes, aludes: en este caso, son desastres indirectos, causados por precipitaciones extremas o por una cantidad de agua o una fuerza del viento inusitada.
  • Plagas: el aumento de las temperaturas provoca cambios en algunas especies,; en especial, la reproducción de los insectos se puede ver favorecida, lo que provoca que cada año la población de algunas especies aumente de forma exponencial, convirtiéndose en una plaga para los bosques, como está ocurriendo con los del oeste de Canadá.
  • Epidemias: otra consecuencia indirecta; la sequía, la falta de agua y de recursos, producen epidemias en países pobres que causan la muerte de millones de personas, sobre todo, niños.

Por si a alguien le queda alguna duda de lo que está pasando en el planeta, os dejamos este vídeo que resume la situación: