Mariposas amenazadas


La mariposa conocida como Apolo (Parnassius apollo) vive en las montañas de las zonas templadas y frías de Europa y Asia. Es una especie vulnerable que está amenazada. Y, para empeorar su situación, el cambio climático también la afecta. Es una mariposa bastante grande (puede alcanzar una envergadura de unos 8 centímetros) y muy reconocible porque predomina el blanco en sus alas casi translúcidas. Otra especie, conocida como la Niña de Sierra Nevada, por ser éste su hábitat principal, también se encuentra en peligro de extinción.

En España, entre el 5 y el 10% de las 230 especies de mariposas están amenazadas o en peligro de extinción, debido a diferentes causas como la destrucción de hábitats y al fenómeno del cambio climático, según la última edición de la Lista Roja Europea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En Europa, hay 435 especies de mariposas, de las que un 9% se encuentra en peligro de desaparecer.

SEGUIR LEYENDO «Mariposas amenazadas»

Los lagartos necesitan sol, pero no tanto


El cambio climático afecta a todo tipo de animales y plantas. Afecta muchas veces a su comportamiento habitual, aunque sea casi imperceptible para el observador humano. Pero no para los científicos.

Los lagartos son animales de sangre fría. Ésa es la razón de que pasen tanto tiempo tomando el sol: necesitan aumentar la temperatura de su cuerpo. Así que, si la temperatura global del planeta aumenta, aunque sea sólo unos grados, estos animales pasarán más horas a la sombra y, por consiguiente, menos tiempo cazando y exponiéndose al sol. Así lo afirma un reciente estudio. Las conclusiones son bastante pesimistas: un 20% de las especies de lagartos puede haberse extinguido en 2080 si el calentamiento del planeta sigue al ritmo actual.

SEGUIR LEYENDO «Los lagartos necesitan sol, pero no tanto»

Cruce de especies en peligro de extinción


El instinto de supervivencia es lo que marca el comportamiento de los animales. Si el hábitat donde viven se modifica, buscan otro que les convenga más para su modo de vida. Viajan, emigran. Buscan comida en otros parajes. Y también buscan una pareja con la que procrear. Y, si no la encuentran de su propia especie, el instinto les hace procrear con la de otra especie. El oso polar se está viendo obligado a desplazar su hábitat natural por el deshielo del Ártico y, en este viaje, se está encontrando con otra especie, el gran oso pardo americano, también llamado grizzly. Un cazador se encontró con la sorpresa de que, la pieza abatida, era un híbrido de las dos especies de oso: un oso polar blanco con manchas marrones.

Si la situación continuara así, el oso polar desplazándose y mezclándose con el gran oso pardo, el primero podría desaparecer como especie. Su hábitat se reduce año tras año y se encuentra en peligro de extinción, tanto porque el hielo del Ártico se está derritiendo a causa del cambio climático, como por la caza furtiva que se produce en Rusia.

SEGUIR LEYENDO «Cruce de especies en peligro de extinción»