Desarrollar la eólica y la solar, la mejor forma de mitigar el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las energías renovables benefician al medio ambiente, mitigan el cambio climático y generan empleo. En España, el sector pasa por, quizá, su peor momento. Según la AEE (Asociación Empresarial Eólica), sólo teniendo en cuenta dicho sector, se han destruido 15.000 empleos desde 2008. Otros 15.000 están en peligro actualmente en un país que tiene una tasa de desempleo del 26%.

Por otra parte, se ha invertido mucho en energía termosolar: más de 13.000 millones de euros. En el sector eólico hay más de 30.000 millones de euros. Todo ello, financiado en buena medida por deuda bancaria. Si los inversores no ven el sector seguro, muchos proyectos podrían peligrar.

El Gobierno español no está ayudando al sector. No se impulsa la inversión y el desarrollo en energías renovables, una década creando una imagen de ser uno de los países punteros en renovables que ahora se va al traste. Todo el trabajo perdido.

Hace unos años, España era líder mundial en energía eólica y solar. En parte, por las primas que atraían inversiones millonarias. Ahora, las ayudas se ponen en duda en medio de la crisis económica y financiera. La ventaja competitiva de las compañías españolas del sector renovables se está perdiendo.

Las grandes eléctricas, que han invertido en energía eólica, se posicionan en contra de las primas a la energía solar, que recibe más del 40% del total de estas primas.


En el otro lado, se encuentra la opinión pública, cada vez más a favor de las renovables. Los ciudadanos ven más allá del mero beneficio económico y saben que existen ventajas para el medio ambiente, ya que estas fuentes de energía no emiten dióxido de carbono y buscan la sostenibilidad del sistema, pues son fuentes inagotables.

España cuenta con unas condiciones privilegiadas para explotar sus fuentes de energía renovable, especialmente la solar, lo que ayudaría a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y, además, crearía un tejido industrial que genera empleo y crecimiento económico.

Más carbón, más CO2

De hecho, España sigue siendo líder en la cobertura de la demanda eléctrica con renovables, con el 30,8% del mix total de producción eléctrica. ¿Pero qué pasará dentro de una década? De los puestos de cabeza pasará a la cola. En especial, es demasiado dependiente del gas importado de Argelia y del carbón. La energía nuclear, por su parte, cubrió el 22% de la demanda en 2012.

El carbón ha incrementando su peso en el mix energético desde el 8% en 2010 hasta el 19% en 2012. Y esta tendencia podría continuar si no se apoyan las energías renovables. Por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero aumentarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *