Documental: “Simplemente, hazlo”


Lo que no sale en los medios de comunicación, no existe. No importa que haya ciudadanos que luchen contra el cambio climático. Si no hay alguien ahí para registrarlo con una cámara es como si no hubiera sucedido. La repercusión mediática es, a veces, más importante incluso que la acción en sí.

Una documentalista estadounidense, aunque residente en Reino Unido, ha decidido dar voz (e imagen) a esto luchadores por el clima y el medio ambiente. Se llama Emily James y ha dirigido un documental llamado Just Do It (Simplemente, hazlo), tomando prestado el lema de una famosa marca de ropa deportiva. Emily James ha querido mostrar cómo la gente de a pie está llevando a cabo acciones contra los responsables de que el cambio climático se siga produciendo. Pero, de hecho, se trata de algo más que un documental. Es un proyecto en el que se pretenden crear mecanismos de participación y de democracia real. Porque las decisiones de los responsables políticos no están dirigidas por lo que demandan los ciudadanos. Otros intereses están en juego.

El documental Just Do It narra la historia de estos pequeños héroes y quiere, en último término, agitar la conciencia ambiental de las personas, demostrando que ya no es posible quedarse al margen del problema, que todos debemos movernos, hacer algo.

El cambio climático es un hecho, pero los líderes mundiales no podrán hacer (casi) nada por remediarlo mientras las codiciosas grandes empresas sean las que dirijan sus políticas. Así que no queda más salida que la gente se comprometa con el problema y actúe. Ante la magnitud del problema, muchas personas, la mayoría, seguramente, tienen un sentimiento de desesperación e impotencia que sólo lleva a la apatía y a la inacción. Just Do It trata de proporcionar algunas respuestas que lleven a la ciudadanía a moverse por el clima.

El documental se ha financiado con la donación de simpatizantes y público y no cuenta con el apoyo de ningún medio de comunicación ni de ninguna productora, empresa o institución. Así, mantiene su independencia. No se ha hecho pensando en la rentabilidad económica, sino para que consiga la mayor repercusión posible, que todo el mundo lo vea, se levante y “simplemente, lo haga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *