El cambio climático favorece la propagación de enfermedades

mosquitos-virus
En muchas ocasiones, se habla de los efectos del cambio climático sobre las especies y la salud humana, pero desde el punto de vista de la desaparición de algunas razas y de los problemas que habrá para sobrevivir a las diferentes temperaturas y para alimentarse. Sin embargo, en menor medida, se presta atención a las consecuencias que todo esto va a tener sobre las enfermedades que afectan a las personas. Y es que ahora se ha constatado que hay algunas patologías que se propagarán más fácilmente a través de los insectos.

Las enfermedades

El motivo de este aumento de patologías trasmitidas por insectos es que estos animales, como consecuencia del cambio climático, se están extendiendo por más zonas en las que antes era imposible que vivieran. Una propagación a la que, igualmente, influyen otros factores como el comercio internacional o los viajes .

Dentro de estas enfermedades están todas aquellas que son víricas, siendo algunas de ellas bastante peligrosas. Por ejemplo, está la fiebre del dengue, el chikungunya, la fiebre amarilla, el zika o la fiebre del Nilo occidental, así como la encefalitis que es transmitida a través de las garrapatas.

El problema está, además, no solo en la gravedad de todas estas enfermedades, sino que para muchas de ellas no hay vacunas o tampoco se han desarrollado los antivirales. Y esto conlleva importantes consecuencias para la salud humana.

mosquitos-virus

El mosquito clave

Estos hechos se han recogido en el estudio del JRC o Centro Común de Investigación con el que se pretende crear conciencia sobre esta situación, sobre todo, en relación a los mosquitos Aedes, que son los que propagan arbovirus como el dengue, zika, fiebre amarilla o Chikungunya, entre otros.

Son mosquitos que están proliferando en los entornos urbanos por la falta de depredadores naturales y la falta de alimento y de hábitats en los que puedan procrear como siempre han hecho.

Esto ha llevado a que este tipo de mosquitos, que siempre han sido habituales de África y de Asia, se hayan localizado ya en algunos países de Europa y de América.

Artículos relacionados:

Plagas olvidadas que reaparecen por el cambio climático

Enfermedades producidas por el cambio climático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *