«El cambio climático provocará cambios sociales», advierte el codirector de Atapuerca

Arsuaga
Que el cambio climático va a traer cambios que van más allá del clima no es una novedad, pero quizá se hable más de las transformaciones climatológicas, como el aumento de las temperaturas o los eventos extremos, que de su influencia cultural o social.

Sin embargo, se trata de una cuestión esencial para entender la que se le viene encima a la humanidad y cómo la necesidad de adaptarse a nivel socio cultural será clave al respecto. Sobre este aspecto se ha pronunciado Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de Evolución Humana en Burgos y codirector de las excavaciones de Atapuerca al manifestar que «el cambio climático va a condicionar el futuro de la humanidad y provocará cambios en las sociedades».

Un cambio cultural

Arsuaga ha hablado sobre esta cuestión durante la ponencia dedicada a «La evolución humana y el clima», pronunciada la semana pasada en el Auditorio de Zaragoza, dentro del Congreso Internacional sobre Cambios Climáticos y Ambientales.

«El clima ha afectado mucho a la distribución de las poblaciones humanas y lo seguirá haciendo», sobre todo a nivel cultural para lograr la adaptación necesaria, dijo en su discurso, de un claro enfoque didáctico. A su juicio, puesto que «la mayor parte de la humanidad vive en regiones de elevado riesgo climático y el cambio climático», afecta a recursos tan básicos como el agua o los alimentos es fácil concluir que «muchos millones de personas tengan que desplazarse» y ello represente un «problema mundial de consecuencias que no hay muro de Trump que pueda solucionar».

En el evento participaron otros científicos que también se pronunciaron acerca de los riesgos y transformaciones del cambio climático, así como sobre la conveniencia de actuar. Sobre todo, de no negar que exista. «Es imposible negarlo, está aquí, tenemos que ser valientes, actuar el consecuencia y ver qué medidas tenemos que tomar a nivel local y también global», concluyó Isabel Cacho, profesora de la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *