Emisiones de CO2: criterios ecológicos frente a cifras económicas


Se habla mucho de la crisis económica. Casi podríamos decir que en países como España o Grecia, sólo se habla de crisis económica. La prima de riesgo, el rescate, la Bolsa… Pero, si tan mal va la economía, ¿cómo es posible que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) aumenten en algunos sectores?

La explicación es bien sencilla: el uso del carbón. En la región española de Aragón, las emisiones aumentaron un 82% durante el año 2011. La principal causa fue el incremento en la actividad de las centrales térmicas de carbón, en especial, la de Andorra. Las centrales que usan este combustible sucio y no renovable fueron las responsables del 92% de las emisiones atribuidas a las centrales térmicas de Aragón.

Es cierto que las emisiones, en términos generales, disminuyen debido a la crisis económica. Pero no se debería analizar este tema en términos absolutos. Podrían haber disminuido mucho más. Lo que demuestran estos datos es que se sigue pensando en términos económicos (o en cifras) y no con criterios de sostenibilidad y pensando en el largo plazo.

De nada sirve que se frene la emisión de gases contaminantes si se sigue usando masivamente el carbón. El objetivo debe ser cambiar el modelo energético, no las cifras. Cuando la crisis económica pase (aunque, de momento, por desgracia, no parece que vaya a ocurrir en el corto plazo), las emisiones se volverán a disparar, quizá hasta límites mucho mayores que los hasta ahora conocidos.

El Gobierno de Aragón se atribuye éxitos relativos a esta disminución general. Pero, en realidad, no ha hecho nada. A no ser que se atribuya haber contribuido a la crisis e intentar, ahora, que la recuperación tarde en llegar.

La actividad de la central térmica de Andorra supone, según años, entre un 30 y un 35% de las emisiones aragonesas de dióxido de carbono. Se produjo un bajón en su producción durante 2010, pero la térmica de Andorra vuelve a ser el factor dominante en las emisiones aragonesas en 2011: con cerca de 6.000 millones de toneladas de CO2 es la responsable del 86% de las emisiones de las centrales térmicas que hay en Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *