Estación de esquí alpina cerrará por el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El calentamiento global se deja sentir en los cada vez menos níveos Alpes, y numerosas estaciones de esquí de pequeño tamaño podrían verse obligadas a cerrar a corto plazo por falta de nieve, como lo hará Drouzin le Mont.

Ubicada en el Alto Saboya, región francesa fronteriza con Italia, la estación Drouzin le Mont ha decidido renunciar la temporada que viene al esquí alpino y probablemente se convertirá en un lugar natural en el que disfrutar de largas caminatas y de la bonita naturaleza o, por ejemplo, de sus maravillosos productos ecológicos, como la miel, el pan de pueblo o la leche recién ordeñada de las vacas que pastan en sus verdísimos prados.

Pero nada de esquiar, sencillamente, porque no se puede, si bien la decisión no es del gusto de todos y sigue creando polémica entre los distintos gestores económicos de la misma (propietarios de los apartamentos, dueños de la estación, etc.). Lo mismo les ocurre a otras estaciones de esquí cercanas, que también ven mermar sus glaciares, pero si su tamaño es mayor pueden afrontar el problema con éxito y seguir abriendo. No en vano, según el Observatorio del cambio climático galo, las nevadas han disminuido un 30 por ciento en las últimas tres décadas.

Por lo tanto, fácilmente ésta no vaya a ser una decisión aislada y el cierre de pequeñas estaciones de esquí empiece a ser una constante. Es más, de continuar el impacto producido por el cambio climático, en dos décadas podría significar el final de todas las estaciones. Lógicamente, además del duro golpe que supondrá para la biodiversidad de tan ricos ecosistemas, la falta de nieve sería un gran descalabro económico para la zona, por mucho que se logren convertir en atractivos lugares turísticos donde el senderismo o el ciclismo de montaña sean las actividades estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *