Informe de Greenpeace para combatir el cambio climático en Argentina

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El ingeniero Sven Teske, director de la Campaña de Energías Renovables de Greenpeace Internacional, presentó en Argentina el “Proyecto [r]evolución energética”, la propuesta de la organización ambientalista para mitigar la crisis climática actual con la ayuda del desarrollo de las energías renovables y limpias.

La amenaza del cambio climático, causada por el aumento de las temperaturas globales es el desafío ambiental más significativo que enfrenta y enfrentará la humanidad en este siglo XXI. Pero no sólo es un problema climático. Tiene implicaciones importantes para la estabilidad social y económica mundial, ya que afectará gravemente a los recursos naturales y, en particular, en el modo en el que producimos energía, afirmó Teske.

Entre los principales puntos que ofrece el escenario de la [r]evolución energética se encuentran la apuesta por un mix de energías renovables que permita dejar de depender de los combustibles fósiles y el gas (que, además, son fuentes de energía que Argentina debe importar y, por tanto, cuestan mucho dinero al Estado) y, al mismo tiempo, generar ingresos y fuentes de trabajo locales apostando por el desarrollo de las energías limpias.

Para llegar a esa situación, es imprescindible anular los subsidios a los combustibles fósiles y la energía nuclear y establecer una tarifa fija o precio garantizado por kilovatio/hora para las energías renovables. De este modo, sería favorable y rentable para el pequeño y mediano empresario o el agricultor invertir en renovables.

Paralelamente, habría que elaborar una normativa estricta sobre eficiencia energética y políticas gubernamentales consistentes y a largo plazo en materia energética, de modo que permita que el país estabilice sus emisiones de carbono para el año 2015 y que, después, vayan reduciéndose poco a poco hasta el año 2050.

Todo ello, llevaría a que el porcentaje de participación energética renovable de Argentina, que actualmente es de un 30%, llegaría a ser de un 80% para el 2050. La eficiencia energética permitiría ahorrar muchísima energía y costes pues la demanda no crecería. La [r]evolución energética apunta a lograr un consumo, generación y distribución inteligente de energía utilizando los recursos disponibles que hay en el país.

Teske destacó la gran capacidad de generación de energía eólica que tiene Argentina, especialmente en el sur del país. Ernesto Boerio, de Greenpeace Argentina, apoyó esta idea. Es uno de los países con mayor potencial eólico del mundo, pero necesita de políticas firmes de mediano y largo plazo para el desarrollo de las energías renovables y la eficiencia energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *