La agricultura ecológica absorbe más carbono


La agricultura ecológica es más respetuosa con el medio ambiente, ya que no usa productos químicos contaminantes y respeta el suelo. Pero hay otra razón para optar por este tipo de agricultura: absorbe más carbono de la atmósfera que la agricultura tradicional y, por tanto, contribuye a mitigar el cambio climático.

Un grupo de investigadores han analizado 74 estudios que estudiaban la agricultura ecológica y la cantidad de carbono que capturaba. Tras analizar todos estos documentos han concluido que las granjas orgánicas son verdaderas esponjas de carbono.

Los agricultores ecológicos no usan químicos artificiales y, por tanto, resptan la química del suelo, que se mantiene fertil por más tiempo. El método orgánico usa desechos para producir compost y fertilizar la tierra. Este compost está compuesto por restos de plantas, que, a su vez, contienen, en parte, carbono. Más tierra proveniente de materia vegetal significa menos de dióxido de carbono en la atmósfera.

Hasta ahora, lo que ocurría en el interior de la tierra, el proceso de descomposición en el mundo microbiano era un misterio. Pero hay nuevas tecnologías, como los innovadores métodos para la secuenciación de ADN microbiano, que permiten conocer mejor este proceso.

En los microbios está la clave


Así, los científicos han comparado los microbios en parcelas orgánicas y en la agricultura convencional y han descubierto que había una menor diversidad de microbios en los cultivos convencionales.

También han descubierto que las plantas “roban” carbono de los microbios. Producen una tipo de químicos (polifenoles) que inhiben el crecimiento de los microbios, evitando que realicen la digestión del carbono.

Cabe señalar que, en otros aspectos, la agricultura ecológica puede ser tan perjudicial o más como la convencional. Por ejemplo, emite tanto óxido nitroso (un gas de efecto invernadero mucho más potente que el carbono) como la agricultura convencional. Habría que calcular con más exactitud la diferencia entre la absorción y la emisión de todos los gases de efecto invernadero en ambos tipos de agricultura.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *