La boda real británica emitió casi 7.000 toneladas de CO2

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Seas monárquico o republicano, hayas seguido por televisión o leído en las revistas de papel cuché sobre la última boda de la monarquía británica o no te importe en absoluto, si te interesa el medio ambiente, has de saber que este tipo de eventos generan mucho dióxido de carbono. O, en otras palabras, contribuyen al cambio climático.

Ha sido la empresa Landcare Research, que ha desarrollado un sistema internacional para cuantificar las emisiones de dióxido de carbono, la que lo ha aplicado a las celebraciones de la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Según los cálculos de la citada empresa, el magno evento habría generado unas 6.765 toneladas de dióxido de carbono. Para poner esa cifra en perspectiva, hay que señalar que eso es 1.230 veces más que la media de un hogar del Reino Unido. Ya se sabe que la realeza lo hace todo a lo grande, también emitir gases perjudiciales para el medio ambiente.

Para los cálculos, Landcare ha tenido en cuenta las emisiones medias de los aviones utilizados por los invitados internacionales y los vehículos empleados en los traslados por la capital del Reino Unido, Londres, donde se celebró la real boda. Pero no sólo contaron lo que emitieron los invitados que tuvieron el privilegio de entrar en la Abadía de Westminster. También, ante un evento de tanta expectación, hay que tener en cuenta al billón de espectadores en todo el mundo, así como a los numerosos turistas y curiosos desplazados a la capital británica para intentar atisbar algo entre la multitud. Por ejemplo, el suburbano londinense generó 3.957 toneladas de gases contaminantes y el tren otras 200.000.

Todo ello sin contar las fiestas callejeras y la producción extra de motivos ornamentales (banderas, carteles, mercadotecnia, etc.) que, por seguro, aumentaron extraordinariamente el consumo eléctrico. ¿Qué hicieron los novios para compensar tantas emisiones? Apagar las luces de Buckingham Palace durante la noche e instalar contenedores de reciclaje. No parece suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *