¿Se puede detener el cambio climático?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Fenómenos meteorológicos causados por el cambio climático golpean varias regiones de Estados Unidos, un país que aún cuenta con demasiados escépticos. Pero ¿cómo cerrar los ojos ante inundaciones, olas de calor, tormentas devastadoras? Los incendios forestales en las montañas de Colorado, la tormenta Derecho, que dejó, al menos, 23 muertos y 1,4 millones de personas sin electricidad de Illinois a Virginia…

Eventos climáticos extremos era una expresión poco usada hace unos años. Alejada, en muchas ocasiones, de los televidentes. Desgracias que ocurrían a miles de kilómetros, desgracias que no afectaban al tranquilo espectador que se encontraba cómodamente sentado en su sillón. Ahora no hace falta verlo por televisión. Sólo hay que salir de casa. El cambio climático espera ahí fuera.

Medios de comunicación y políticos tienen una gran responsabilidad. No pueden seguir engañando a la opinión pública. El cambio climático se agrava por las actividades humanas. El primer paso es reconocer este hecho. Después, hay que actuar con decisión con el objetivo de paliarlo en la medida de nuestras posibilidades.

Todos los países emiten gases de efecto invernadero en mayor o menor medida. Pero los que más contaminan son los que más deberían hacer para evitar la gran catástrofe que se avecina.

Entre junio y julio, se han batido más de dos mil récords en temperaturas máximas en Estados Unidos. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el organismo gubernamental que realiza un seguimiento de estos datos, informó que la primavera de 2012 registró el mayor alejamiento de la temperatura promedio que cualquier otra estación de la que se tenga registro en la zona continental de Estados Unidos. Las temperaturas récord registradas en mayo han sido tan extremadamente diferentes que establecen un nuevo parámetro aparte con respecto a las temperaturas históricas registradas hasta la fecha. Es algo nunca visto.

El doctor Jeff Masters, uno de los meteorólogos que sí vincula el clima extremo con el cambio climático, ha señalado que un 72% del área terrestre continental de Estados Unidos ha sido clasificada como seca o en condiciones de sequía. “Esto acaba de comenzar”, ha declarado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *