¿Seguirá Chile los pasos de Australia?


En la mayoría de las ocasiones, las sanciones económicas son las únicas efectivas para que empresas y ciudadanos tomen conciencia de la importancia de acciones que beneficiarán a toda la sociedad. En el caso del medio ambiente, se resume en la idea de “quien contamina, paga”. El Gobierno australiano quiere hacer pagar más impuestos a las empresas que más dióxido de carbono emitan. Pero quizá no sea el único país que opta por una medida así.

En un medio chileno, La Tercera, ha aparecido un artículo de opinión en el que se defiende un impuesto similar al que se pretende instaurar en Australia. El artículo llevaba por tíulo Una reforma tributaria ecológica y lo firma el profesor de Economía de la Universidad de Yale, Eduardo Engel.

Este experto en Economía defiende una reforma tributaria que probablemente se apruebe en el actual mandato de Sebastián Piñera. Para Engel, sería una contribución importante hacia una sociedad más justa y próspera.

En el artículo, el profesor explicaba las relaciones entre la economía y el cambio climático, ofreciendo cinco razones por las que crear un impuesto sobre el dióxido de carbono (CO2). Según el economista Eduardo Engel, las ventajas de gravar las emisiones de CO2 son las siguientes:

    1. Es una forma de mejorar la calidad de vida de todos los que viven en el planeta. Reduciendo las emisiones de CO2 se mitiga el calentamiento global.

    2. Permitiría a Chile cumplir con sus compromisos internacionales (cabría añadir que a cualquier país que instaure este tipo de impuestos). En el caso de Chile, se comprometió, durante la Cumbre de Copenhague de 2009, a reducir sus emisiones de CO2 en un 20% de aquí a 2020.

    3. Es un impuesto que no crea distorsiones, sino que las corrige. Algunos impuestos tienen un impacto negativo sobre las decisiones económicas de los hogares y las empresas, desincentivando la inversión y el ahorro, pero un impuesto sobre el dióxido de carbono emitido, en cambio, obliga a las empresas a paliar, de algún modo, el daño que causan al medio ambiente.

    4. Mejora la distribución de los ingresos al Estado, pues la mayoría de los sectores afectados (minería, pesca, la industria del papel) son sectores con grandes ganancias.

    5. Se recaudaría bastante dinero: cálculos preliminares prevén que se recaudaría entre mil y dos mil millones de dólares anuales.

2 comentarios

  1. Desde mi residencia en los EEUU en la cual ya cumpli 26 años, es que me he dedicado en gran parte (sin apoyo ninguno) a luchar contra, entre otras cosas,la emisión de Gases invernadero.
    En Chile fui profesor Universitario en la Escuela de Medicina el cual accedí como Quimico Farmaceutico y Bioquimico destacandome en Docencia de Fisiopatologia, Investigador cientifico en la rama de la Medicina y como “hobbi” hasta primer Comandante del Cuerpo de Bomberos de Concepcion, desde donde fuimos expulsados 110 voluntarios por tratar de darnos una organizacion mas moderna y prepararnos para los tiepos inciertos en el que estamos cayendo (esto fue en 1975).
    Si necesita mayor informacion estoy a sus ordenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *