Volcanes más activos por el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los científicos afirman ahora que existe una relación entre una mayor actividad volcánica y el cambio climático. Lo hacen tras descubrir que si suben las temperaturas y los glaciares se derriten, se producen cambios en la tensión en las placas tectónicas que propician la salida del magma o, lo que es lo mismo, el aumento de las erupciones volcánicas.

Ocurre lo contrario si las temperaturas bajan como consecuencia de una erupción, pero este hecho ya se conocía. Son las partículas de ceniza que inundan el aire las que bloquean los rayos solares y hacen descender el mercurio. Por lo tanto, la nueva teoría describe el fenómeno inverso.

Un trabajo conjunto de la Universidad de Harvard y del Centro Helmholtz de GEOMAR Investigación Oceánica Kiel, en Alemania ha hallado que existe un asombroso paralelismo entre la historia del clima y los periodos altos y bajos de actividad volcánica.

Nuevas rutas para el magma

En el trabajo se reconstruyó la historia de las erupciones volcánicas en América Central durante los últimos 460.000 años, así como el Océano Pacífico, concluyéndose que “los períodos de alta actividad se producían junto con aumentos rápidos de temperatura global y asociados también a un rápido deshielo”, según se publica en la revista Phys.org.

Así lo explica Marion Jegen, científico germano que participó en el proyecto, puntualizando a su vez que aún no se puede establecer una relación de causa efecto entre el calentamiento global actual y la actividad volcánica, al menos mientras la ciencia no desentrañe la relación que existe entre los factores implicados:

En tiempos de calentamiento global, los glaciares se están derritiendo en los continentes con relativa rapidez. Al mismo tiempo, el nivel del mar se eleva. El peso en los continentes disminuye, mientras aumenta el peso de las placas tectónicas oceánicas. Por lo tanto, los cambios en la tensión dentro de la tierra abren nuevas vías para el ascenso de magma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *