Una misteriosa nube amarilla y verde envuelve a una ciudad china

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Unos oficinistas de la ciudad china de Wuhan no podían creer lo que estaban viendo por las ventanas: en un instante, el aire se hizo parduzco, y una especie de bruma entre amarillenta y verdosa lo ocupó todo. De forma súbita, el aire de la ciudad se pintó de un color bien feo. Como ellos, en cuestión de minutos todos los habitantes de esta urbe quedaron envueltos en una densa nube de color amarillento cuya procedencia se desconoce.

Por desgracia, especialmente en China, la polución atmosférica es una terrible cuestión. Sobre todo para las megalópolis como Wuhan, una ciudad con fuerte presencia industrial de unos nueve millones de habitantes. Pero en esta ocasión el episodio ha llegado demasiado lejos, y no sólo por su aparatosidad visual, sino por la incertidumbre provocada entre la población, que desconfía de la versión oficial. Algo lógico, porque los responsables políticos atribuyen el problema a una inverosímil quema de grandes cantidades de paja por los campesinos.

No han faltado hipótesis sobre el origen de esta nube contaminante en Wuhan, la ciudad más poblada de la zona central del país. ¿Sería la explosión de alguna industria química, una terrible contaminación arrastrada por el viento desde otro lugar…? Sea lo que fuere, si algo tienen claro los habitantes de esta urbe es que las mascarillas faciales no les van a servir de mucho, y que tampoco se trata de paja quemada, pues la agricultura tradicional de la zona no realiza estas prácticas de hacer quemas a gran escala.

La contaminación atmosférica es uno de los grandes quebraderos de cabeza de las autoridades chinas, pero las soluciones no llegan para este grave problema, que aumenta el calentamiento global y, para el 2050, se prevé que sea la principal causa medioambiental de mortandad en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *