Los humedales costeros almacenan más carbono con la subida del nivel del mar

humedales
Siempre que se habla del nivel del mar, se tienden a abordar los aspectos más negativos por las consecuencias que tienen sobre las zonas costeras. Sin embargo, ahora una investigación ha puesto de manifiesto que este aumento del nivel del mar puede no ser tan perjudicial. Y es que se ha demostrado que los humedales costeros almacenan más carbono conforme sube el nivel del mar.

El estudio

El Centro de Investigación del Medio Ambiente del Instituto Smithsoniano, de Estados Unidos, ha llevado a cabo un estudio en el que se pone de manifiesto que los humedales costeros -incluyendo pantanos, manglares y pastos marinos-, consiguen almacenar más carbono y de una manera más eficiente que otros ecosistemas naturales cuando sube el nivel del mar.

La investigación permitió constatar que los humedales costeros de todo el mundo reaccionan a los mares crecientes, observándose que ofrecen una protección adicional contra el cambio climático, precisamente, por esa mayor eficiencia en almacenar carbono.

El almacenamiento del carbono en los humedales de mareas locales había sido anteriormente analizado. Sin embargo, los equipos de investigadores no disponían de patrones globales. Para conseguirlos, científicos australianos, chinos sudafricanos y estadounidenses compilaron datos de 345 sitios de humedales de los seis continentes.

humedales
Además, observaron cómo todos esos humedales almacenaban carbono durante hasta 6.000 años, haciendo a su vez una comparativa con los niveles del mar para detectar si ese almacenamiento variaba conforme subía, bajaba o permanecía prácticamente igual el nivel del mar durante los milenios estudiados.

Resultados

El resultado de esta investigación permitió comprobar que los humedales que se enfrentaron a mareas que crecían registraban concentraciones de carbono mayores. En concreto, se duplicaron o casi se cuadriplicaron en los 20 centímetros superiores del suelo.

Además, cuando se analizaron mayores distancias –de entre 50 centímetros y 100 centímetros por debajo de la superficie-, los datos fueron todavía más reveladores: se detectó una diferencia de cinco a nueve veces mayor.

Artículos relacionados:

Así afecta el calentamiento global a las aguas subterráneas

Los humedales, grandes sumideros de carbono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *