Así afecta el calentamiento global a las aguas subterráneas

agua-subterranea
Cuando se habla de cambio climático y de calentamiento global y sus efectos sobre el agua, siempre se piensa en el mar y en los ríos. Sin embargo, sus efectos aún pueden ir más allá porque todos estos cambios y consecuencias nocivas pueden afectar a las aguas subterráneas. Además, los efectos sobre ellas pueden ser más que nefastos.

Aguas subterráneas

Las aguas subterráneas son muy importantes porque es la mayor fuente de agua dulce que se puede utilizar en el mundo. Además, son utilizadas por más de 2.000 millones de personas, que las emplean como agua potable y para el riego.

Estas aguas, que se encuentran bajo las grietas y poros del suelo, se reponen principalmente a través de la lluvia mediante un proceso, que se llama recarga.

Las aguas subterráneas y los efectos sobre ellas del calentamiento global y cambio climático son los que se han estudiado por investigadores de la Universidad de Cardiff con el fin de ver lo que sucederá si se producen cambios en la reposición del sistema actual de agua subterránea.

agua-subterranea

Los resultados

Una de las principales conclusiones de este estudio es que más del 50% de los sistemas de agua subterránea a nivel mundial podrían tardar más de 100 años en responder al cambio ambiental actual. Un período de tiempo que es mucho mayor en comparación con las aguas superficiales.

Además, en el caso de que se produzcan cambios en el proceso de recarga a raíz de las modificaciones en las lluvias, los niveles de agua en el suelo comenzarían a cambiar hasta lograr un nuevo equilibrio.

Y, aunque todavía quedan muchas respuestas sin responder porque no se sabe dónde se podrían producir las afecciones, la investigación refleja que los cambios en los flujos de agua subterránea tendrían un legado muy largo.

Esto se traduce en una alerta ambiental importante porque, cualquier cambio en la recarga que se produzca ahora, tendrá un impacto total en el flujo hacia los ríos y humedales mucho tiempo después.

Artículos relacionados:

El aire del desierto puede convertirse en agua

Cambio climático y agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *