El aire del desierto puede convertirse en agua

agua
El agua es un recurso escaso en muchos países. El cambio climático, además, está introduciendo modificaciones en el clima, que están produciendo a su vez alteraciones en las lluvias y en la disponibilidad de agua por la sequía. Un problema que ahora el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusettes) podría haber resuelto porque ha logrado obtener agua del aire, incluso, del más seco como es el del desierto.

El avance

Investigadores del MIT han desarrollado un sistema con el que se puede extraer agua del aire con la particularidad, además, de que la que se extrae es potable por lo que puede ser consumida por el ser humano.

El sistema se puede emplear con el aire de hasta las zonas más secas y áridas, como puede ser el desierto, ya que en cualquier parte de la Tierra hay una cierta humedad en el aire.

Esta humedad del ambiente es, precisamente, la clave de este sistema para poder vivir en estos lugares y hacer frente a la escasez de agua. Y es que, con un sistema de extracción, se saca del aire. De momento, las pruebas han sido exitosas, ya que se ha puesto en práctica en el desierto de Arizona.

agua-desierto

El sistema

El sistema desarrollado por el MIT es capaz de extraer el agua aislando las partículas presentes en el aire con humedades relativas inferiores al 10% para lo que se han empleado materiales metal-orgánicos (MOF).

El proceso se centra en el aire que fluye durante la noche en una capa de MOF. Al día siguiente, por la mañana, el calor del sol hace que el MOF libere el agua en forma de vapor, que luego se condensa y se recoge como agua potable. Todo el sistema funciona solo con energía solar.

Este avance del MIT es especialmente importante porque nunca se había logrado obtener agua del aire sin que hubiese una humedad mínima del 50%. Además, también se precisaban otros métodos de enfriamiento, compresores o bombas, que precisan de energía adicional y que requieren mantenimiento.

Artículos relacionados:

Cambio climático y agua

Desertificación: sólo el 2,5% del agua del planeta es dulce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *