Desertificación: sólo el 2,5% del agua del planeta es dulce


El agua dulce es quizá el recurso más valioso del planeta. En todo el planeta, sólo el 2,5% del agua es dulce y, de ésta, sólo se puede usar menos del 1% para los ecosistemas y el uso humano. El 17 de junio se celebró el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación 2013 con el objetivo de concienciar al mundo de los riesgos de la sequía y la escasez de agua.

El lema es “No dejes que nuestro futuro se seque”. Hay que adoptar medidas para preparar y anticipar la escasez de agua, la desertificación y la sequía. Hay muchos países afectados por graves sequías, por desertificación, o por ambas. El problema es especialmente grave en África.

En otras regiones, las sequías llegan y van, pero en África son un riesgo constante. La escasez de agua pone en peligro los ecosistemas y amenaza la supervivencia de las comunidades agrícolas. Y la situación irá a peor, ya que el cambio climático provocará más sequías y de mayor gravedad.

Las sequías acaban con las granjas pequeñas, que no pueden ser rentables. Una de las medidas más efectivas para luchar ante este problema es prepararse antes de que llegue. En este sentido, un grupo de científicos europeos y africanos trabajan en un proyecto para ayudar a los agricultores locales del continente africano a afrontar la amenaza con tiempo.


La sequía no sólo afecta a la agricultura. También supone problemas de seguridad alimentaria, de salud o incluso de higiene. Se trata de mitigar estos riesgos relacionados con las sequías. Es el proyecto WaterNet. El objetivo general es ofrecer más y mejor información útil para que los agricultores y ganaderos africanos pueden resistir mejor las sequías.

Información para una mejor gestión del agua

La tecnología europea puede ofrecer algunos datos útiles, como los meteorológicos, con previsiones con varios días de antelación. También se puede hacer algún pronóstico estacional (aunque, a más largo plazo, menos fiable) y, por fin, crear indicadores.

Con esos datos, se debe gestionar mejor el agua de todo el continente, buscando la cooperación entre las diferentes regiones africanas. Aunque la realidad es que no hay suficiente agua en muchas zonas de África. La temporada de lluvias es corta y hay inviernos largos con poco caudal. El buen uso del agua dulce en muchas zonas de África es cuestión de vida o muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *