Un festival de hielo que puede desaparecer


Harbin es una ciudad china en la que cada año se celebra el Festival Internacional de Hielo y Nieve. Esta al norte del País, más al norte que las dos coreas, y tiene mucha influencia rusa. También en el clima. La temperatura puede llegar a superar los -20º C. Este año, además, es el comienzo al Año del Turismo entre China y Rusia, así que preparan un vistoso festival.

En el Festival hay esculturas y edificios de hielo. Es como un Walt Disney de hielo, un parque temático bajo cero. Se hacen réplicas en hielo de la Gran Muralla, de la Ciudad Prohibida, de la Plaza Roja de Moscú o de la Torre Eiffel. Al menos, se seguirá haciendo hasta que el calor no derrita estas esculturas únicas y efímeras.

En total, unas 16.500 personas trabajan esculpiendo bloques de hielo que se recogen del río Songjiang, que se encuentra congelado, claro. Se crearán unas dos mil piezas escultóricas.

A la entrada del festival un termómetro da la bienvenida. Si marca bajo cero, todo va bien. Y el caso es que cada año se supera ese punto de temperatura antes. En otras palabras, las esculturas duran menos porque hace más calor.

El Festival comenzó a celebrarse hace 26 años. Entonces, las esculturas se mantenían en pie hasta mediados o finales de marzo. En la actualidad, las piezas de hielo pueden comenzar a derretirse antes del 15 de febrero. El calentamiento global. Los organizadores lo notan: en general, el invierno acaba antes y es más templado.

No sólo aumentan las temperaturas. También disminuyen las precipitaciones, lo que provocará un impacto negativo en la cosecha de cereal de la región. Se pierde un atractivo turístico y las cosechas disminuyen. Aunque en otras latitudes parezca una locura, los habitantes de Harbin están encantados con esos veinte grados bajo cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *