Habrá menos nubes a consecuencia del cambio climático


El cambio climático lo desordena todo o, si se quiere, crea un nuevo orden que nos parece caótico, quitando acá, poniendo allá o mutando acullá. Del cielo podemos esperar menos lluvias o todo lo contrario, lluvias torrenciales inesperadas, así como menos tormentas, pero más intensas y, con respecto a las nubes, un nuevo estudio afirma que su número disminuirá significativamente.

La lógica nos dice que un aumento de las temperaturas también aumentaría la evaporación, con la consiguiente formación de nubes y más nubes. Pero va a ser que no, que nuestro sentido común no coincidirá con lo que va a ocurrir.

Muy al contrario, habrá menos nubes por el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera, cuya presencia provocará una disminución de la evaporación de las plantas, concluyen investigadores alemanes y holandeses.

El estudio pretendía saber cómo el aumento de CO2 iba a afectar a la formación de nubes en zonas climáticas templadas, así como el papel de la vegetación en el proceso. Para llegar a las conclusiones se partió de un modelo informático que tuvo en cuenta factores fundamentales como los suelos, el ciclo del agua, la atmósfera y el ciclo de crecimiento de las plantas.

Al haber menos nubes, lógicamente, la superficie terrestre se recalienta, pues los rayos solares inciden directamente sobre ésta, sin reflejarse en las nubes. El resultado será más calor en la tierra y en la atmósfera, así como un mayor nivel de CO2 que provocará una reducción de la evaporación de un 15 por ciento. Concretamente, la disminución de la evaporación de las plantas tendrá un impacto directo en la formación de nubes. En próximas investigaciones, los científicos se centrarán en los efectos del aumento de los niveles de CO2 en áreas tropicales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *