El cambio climático aumentará los gases de efecto invernadero originados por los lagos de agua dulce

lagos
Cada vez se van conociendo más los efectos del cambio climático, que también llegan a otras zonas de las que se habla menos como son los lagos de agua dulce. Sin embargo, todos los cambios que se están produciendo también les afectan y de manera negativa. Una última investigación liderada desde la Universidad de Cambridge ha puesto de manifiesto que el cambio climático puede aumentar la emisión de gases de efecto invernadero originados por los lagos de agua dulce.

El estudio

En concreto, el estudio refleja que estos niveles de gases de efecto invernadero originados por los lagos de agua dulce del norte aumentarían entre 1,5 y 2,7 veces. Una de las claves está en que cada gota de agua dulce tiene miles de diferentes moléculas orgánicas que habían pasado desapercibidas y que no se tenían en cuenta.

Esta investigación ha sacado así a la luz una parte importante del funcionamiento de estos ecosistemas de lagos de agua dulce y sobre cómo contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero, teniendo en cuenta esta diversidad de moléculas y cómo interactúan.

Este hallazgo es especialmente importante porque los sedimentos que hay dentro de los lagos ya producen alrededor de la cuarta parte de todo el dióxido de carbono. Además, se calcula que también están relacionados con los más de dos tercios del metano en la atmósfera.

lagos

El hallazgo

Los investigadores observaron que siempre se ha estudiado el llamado carbono de agua dulce con un único modelo aunque, en realidad, hay una mezcla de diferentes moléculas orgánicas basadas en carbono que son importantes.

Con los ensayos realizados sobre los efectos en dos lagos en Ontario (Canadá), se observó que una mayor diversidad de moléculas orgánicas –contienen carbono dentro de su estructura-, llegan al agua en la materia que expulsan plantas y árboles cercanos.

Estas moléculas orgánicas son alimento para los microbios en los sedimentos del lago que, posteriormente, se descomponen y liberan dióxido de carbono y metano como subproductos. Así, el aumento de los niveles de moléculas orgánicas puede mejorar la actividad microbiana, pero también producir más gases de efecto invernadero.

Artículos relacionados:

Así es la hoja artificial que frena el cambio climático

El cambio climático aumentará el nivel del mar en casi un metro hasta el año 2100

2 comentarios

  1. El cambio climático es lo que hoy en día estamos haciendo y este está acabando con el mundo, una de las muchas causas de este puede ser el efecto invernadero.
    Los gases del efecto invernadero son los responsables de dos tercias partes del metano en la atmosfera, lo cual conlleva a que los seres humanos no se les cumpla su derecho a tener una salud digna libre de cualquier sustancia que afecte su vida. Por otra parte, este acaba con la flora y la fauna que hay en los lagos de agua dulce como también algunos que están fuera de estos medios, aunque puede ser que no acaben por completo, sino que solo los dañen y por lo cual al igual que con los seres humanos no tendrán una vida digna y con una buena salud.
    El efecto invernadero no es causado directamente por nosotros y esto puede hacer que se vea bien, pero lo que causa este es la radiación solar la cual si producimos nosotros con el calentamiento global y de ahí se va a incrementando el cambio climático.
    De acuerdo a lo anterior comentado y con la información proporcionada, creo que si hacemos cosas para que se reduzca la radiación solar esto llevara a que los gases del efecto invernadero se reduzcan e incluso que acabe y por consecuencia se reducirá el metano que hay en el ambiente y disminuirá la contaminación ambiental.

  2. Los datos extraídos por los satélites de observación de la Tierra demuestran que están aumentando las cantidades de metano y dióxido de carbono presentes en nuestra atmósfera.
    Ambos son “gases de efecto invernadero” que, según se cree, podrían estar contribuyendo al calentamiento global. Actúan como una manta que envuelve el planeta, atrapa el calor y provoca el aumento de las temperaturas. Esto hace que suba el nivel del mar y afecta a las personas, los animales y las plantas.
    Los científicos han utilizado los satélites Envisat de la ESA y GoSat de Japón para vigilar los niveles existentes de estos gases. Los satélites han detectado que la cantidad de metano presente en la atmósfera era bastante constante hasta 2007, pero, desde entonces, se ha incrementado a un ritmo del 0,3 % cada año. Por su parte, los niveles de dióxido de carbono han aumentado alrededor de un 0,5 % al año. Puede no parecer mucho, pero son cifras preocupantes, especialmente porque países de todo el mundo han estado tratando de reducir sus emisiones de ambos gases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *