Los cereales pendientes del clima

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las malas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la disminución de la producción de cereales a causa de las sequías que se producen en el mundo debidas al calentamiento global se están cumpliendo. El Consejo Internacional de Cereales (CIC) está rebajando sus previsiones de mayo respecto a las de abril en relación con la producción mundial de trigo en los años 2011 y 2012. La sequía afecta especialmente a regiones como el norte de Europa y buena parte de Estados Unidos. Se calcula que la producción mundial de cereales será de 667 millones de toneladas, 5 millones menos que lo previsto anteriormente.

Por otro lado, el CIC espera un consumo histórico de trigo, aunque ha bajado sus estimaciones en relación con las de abril. Las causas de esta rebaja son que se prevé un menor consumo de trigo para la producción de etanol, así como la competencia de cereales alternativos, como la cebada, para alimentar a los animales.

De los ocho exportadores principales, la previsión de existencias no se ha reducido desde el mes pasado. Sí se espera, en cambio, que disminuyan las existencias de Estados Unidos, pero no de manera excesiva. Además, se espera cierta recuperación de las reservas de la Unión Europea y Rusia. La previsión de existencias mundiales de trigo, de este modo, se ha reducido ligeramente y el total, si no ocurre ningún imprevisto, será similar a las de la presente campaña. Se sigue esperando que el comercio mundial de trigo aumente en 5 millones de toneladas, principalmente por la demanda del norte de África, Oriente Próximo y la Unión Europea.

Por otra parte, Rusia ha anunciado que, a partir del próximo 1 de julio de 2011, levantará la prohibición de exportar cereales, medida introducida debido a la terrible sequía que padeció el país y que mermó la cosecha. También Ucrania ha anunciado que levantará sus restricciones a la exportación de cereales. Ambos países se recuperan así, casi un año después, de las consecuencias del calentamiento global.

Por último, las estimaciones del CIC respecto al maíz apuntan a unos mayores rendimientos de este cereal en la campaña 2011-2012. Tal vez se consiga una producción récord de 848 millones de toneladas. Sin embargo, no serán suficientes para reponer existencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *