México prepara una Ley General de Cambio Climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La Cámara de Diputados de México ha aprobado, con 280 votos a favor, 10 en contra y una abstención, el dictamen para promulgar la Ley General de Cambio Climático. Esta nueva ley busca establecer un marco jurídico para promover políticas públicas que contrarresten los efectos del fenómeno climatológico e impulse el uso de fuentes de energía limpias y renovables.

En el articulado de la ley se fija un objetivo: reducir, para 2020, el 30% de emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a la línea de base; así como el 50% de emisiones para 2050 en relación con las emitidas en el año 2000.

La ley tiene que pasar ahora por el Senado para su aprobación definitiva. En ella se plantea, entre otras disposiciones, la creación del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático que funcionaría como un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal y que se encargaría de coordinar y realizar estudios y proyectos de investigación científica o tecnológica para la protección del medio ambiente, así para la preservación y restauración del equilibrio ecológico.

También establece el Registro Nacional de Emisiones, en el que se deberán inscribir dichas emisiones anuales, directas e indirectas, así como las absorciones por sumideros de gases de efecto invernadero, como los bosques.

Según la presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ninfa Salinas Sada, con la ley se fijan los medios que permitirán al país transitar hacia una economía competitiva con una baja emisión de carbono, con la incorporación de todos los sectores de la sociedad, equilibrio en el desarrollo económico y protección del medio ambiente.

Hay muchas razones para una ley como ésta. Por supuesto, las referidas al aumento de las temperaturas medias y los climas impredecibles y extremos que se generan, pero también que los problemas ambientales afectan principalmente a la población más desfavorecida y acentúan las desigualdades. Una ley sobre el cambio climático es o debería ser, a la larga, una ley de igualdad social.

México ocupa el decimotercer lugar a nivel mundial en emisiones de gases de efecto invernadero y es el responsable del 1,6% del total de emisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *