Las emisiones de gases invernadero se disparan en España

gases-efecto-invernadero
La emisión de gases de efecto invernadero sigue siendo un importante problema en España. Y es que las cifras continúan creciendo, generando así un considerable impacto ambiental. Tan solo en el año pasado, se produjo un aumento del 4,46%, siendo el mayor incremento desde el año 2002. De esta manera, España está lejos de conseguir los objetivos del año 2030.

Estudio

Los datos se desprenden del informe “Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2017”, que ha sido elaborado por la Secretaría Confederal de Medio Ambiente y Movilidad de Comisiones Obreras.

En este informe, se recoge que en España las emisiones de gases de efecto invernadero han crecido un 4,46% en relación al año 2016. Esto supone unas emisiones de 339,2 millones de toneladas de CO2.

En relación con el año 1990, se ha producido un aumento del 17,91%. En aquel año, las emisiones se situaban en 287,7 millones de toneladas de CO2.

gases-efecto-invernadero
Esta tendencia se ha producido después de que se lograrán reducir las emisiones entre los años 2008 y 2013 para volver a crecer en los ejercicios de 2014 y 2017, así como en 2016, pero con incrementos más moderados.

Las causas

Según el estudio, este aumento se debe principalmente a la mayor utilización de carbón para la generación eléctrica. Y es que su uso ha crecido en un 21%.

También se corresponde con el uso del gas natural en las centrales de ciclo combinado, que ha crecido en un 31,8%. Por su parte, el consumo de petróleo aumentó el 0,5% y el de gas natural 9, 8%.

Por sectores

El sector de la energía es uno de los que más ha contribuido a este aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, suponiendo el 76,1% del total.

Principalmente, las emisiones se corresponden con la generación de electricidad y el transporte por carretera. También es importante la incidencia de las refinerías de petróleo, el consumo energético en la industria y el transporte aéreo interior, a lo que se añaden los usos residenciales.

Los procesos industriales distintos en la combustión fósil -producción de cemento, industria química y metalurgia-, concentran el 9,6% del total de las emisiones de dióxido de carbono.

Por su parte, la agricultura y ganadería son las responsables del 10,1% de las emisiones –siguen creciendo pero en menor medida-, mientras que los residuos representan el 4,2%.

Artículos relacionados:

Máximo histórico de concentración de CO2 en el planeta

España apuesta por el carbón y las emisiones crecen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *