Primera reunión para preparar la Cumbre de Durban

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las cumbres sobre el clima (como la de Kioto o la de Cancún) están precedidas de otras reuniones. La próxima cumbre climática se celebrará en Durban (Sudáfrica) y ya se están celebrando reuniones previas para avanzar en los posibles acuerdos, para tener parte del trabajo hecho. Delegados mandados por doscientos países han discutido en Bangkok, especialmente sobre el Fondo Verde de ayuda a los países pobres y el peligro del aumento de dos grados centígrados en la temperatura del planeta.

Se trata de la primera reunión previa a la Cumbre sobre Cambio Climático de la ONU que se celebrará en Durban. Hasta el 8 de abril, un total de 2.271 funcionarios gubernamentales, activistas y expertos en calentamiento global discutirán fórmulas para allanar el camino antes de la reunión oficial, de la reunión en la que se llegará (o no) a importantes acuerdos para salvar el planeta. Estas reuniones previas son un paso crucial, pero de nada servirán si en la reunión de Durban no se llega a algún acuerdo importante y global.

Uno de los asuntos que se discute es el Fondo Verde de 100.000 millones de dólares para ayudar a que los países más pobres puedan luchar contra el cambio climático. También se tratará a fondo el tema del aumento de la temperatura global del planeta en dos grados centígrados. Otro asunto, más específico, pero que no se puede ignorar, es el da las consecuencias de la catástrofe ocurrida en Japón, así como el problema de seguridad de las centrales nucleares.

La Unión Europea parece muy segura de conseguir que todos los países miembro reduzcan sus emisiones contaminantes en un 20% sobre los niveles de 1990 antes de 2020, es decir, el objetivo que se marcaron. Para esa misma fecha, México es otro de los países que cumplirá y reducirá sus emisiones de gases contaminantes en un 30% respecto a los niveles de 1990. Así mismo, la delegación mexicana pedirá un aumento de la cuantía destinada a sus denominadas Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMAs).

El mayor problema es que los acuerdos del Protocolo de Kioto acaban en 2012. Canadá, Japón y Rusia no quieren prorrogar este texto si no se suman con carácter vinculante China y Estados Unidos. Por otra parte, el llamado “Grupo de los 77 países emergentes”, economías en vías de desarrollo que están creciendo económicamente, no consideran que deban hacer los mismos esfuerzos que los países ricos y más industrializados.

Cada país mira por sus intereses, algo que resulta razonable. Pero, nunca habría que perder de vista que este problema es de todos y que todos los países del planeta deben aportar algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *