España cerca de cumplir con Kioto… comprando derechos de emisión


Es lo que tiene plantear la lucha contra el cambio climático desde la perspectiva económica. Sólo hay que pagar por contaminar para cumplir con los objetivos del Protocolo de Kioto. Dinero a cambio de prestigio político y medioambiental.

El secretario de Estado de Medio Ambiente de España, Federico Ramos de Armas, ha asegurado que el país está más cerca que nunca de cumplir su compromiso con el Protocolo de Kioto. Ha hecho estas declaraciones en la presentación de la campaña de comunicación europea “El mundo que quieres, con el clima que quieres”, celebrada en Londres.

Ramos de Armas ya había anunciado, días atrás, la firma de un acuerdo de compra de derechos de emisión con Polonia. Según el secretario de Estado, “en las mejores condiciones jamás obtenidas”. Sin embargo, no desveló cuánto dióxido de carbono (CO2) se había comprado.

Antes de la firma de este acuerdo y teniendo en cuenta las emisiones entre 2008 y 2010 y las unidades ya compradas o contratadas, el Gobierno de España había calculado que era necesario adquirir unos 105 millones de unidades adicionales entre 2012 y 2014 para cumplir con los objetivos del Protocolo de Kioto, cuyo plazo de cumplimiento acaba el próximo diciembre y cuya verificación se prolongará hasta 2014.

Según el Protocolo, la Unión Europea debe reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) un 8% para el periodo 2008-2012 respecto a los niveles de 1990. España puede emitir, en dicho periodo, un 15% más de lo que registraba en aquella fecha.

El secretario de Estado ha señalado que la transición a un modelo bajo en carbono es posible. Sin embargo, el camino no es comprar derechos de emisión, sino emitir menos. El poco apoyo que reciben las renovables no va en ese buen camino.

Ramos de Armas ha prometido un cambio de estrategia para combatir el cambio climático, basado en destinar menos dinero para las compras en el exterior y más para promover nuevos proyectos verdes e iniciativas nacionales para mitigar el cambio climático en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *