Proyectos para que las empresas reduzcan sus emisiones de CO2


La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, presentó en la sede del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino el estudio llamado “Estudio para impulsar proyectos domésticos de reducción de emisiones de CO2 en España”, realizado por el Club de Excelencia en Sostenibilidad, con apoyo técnico de la Oficina Española de Cambio Climático y la colaboración de la Fundación Biodiversidad.

Según el II Plan Nacional de Asignación 2008–2012, la necesidad de compra de créditos de carbono de España para cumplir los compromisos derivados del Protocolo de Kioto se estima en unos 290 millones de toneladas de dióxido de carbono. Por este motivo, el citado informe, que presentaron BSH Electrodomésticos, Endesa, Holcim y la red profesional KPMG, tiene como objetivo proponer opciones que incentiven el desarrollo de proyectos de mejora y eficiencia efectivos para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el mundo empresarial.

En el estudio se analiza cómo diferentes países han diseñado con éxito nuevos mecanismos que consideran la reducción de emisiones como uno de los principales baremos para optar a los diferentes incentivos públicos que se establecen en materia de eficiencia.

El informe, así mismo, propone medidas en favor de la salud del medio ambiente, de los ciudadanos y de las empresas. Supone, según Ribera, un cambio hacia un nuevo modelo de desarrollo, un modelo bajo en carbono y que asegura la sostenibilidad del planeta. El objetivo es reducir las emisiones de GEI con el fin de alcanzar el objetivo de los 2º C como incremento máximo de las temperaturas para finales de siglo.

Por su parte, José Luis Blasco, socio responsable de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG en España, señaló que el estudio quiere aportar ideas para el debate y la orientación para el diseño de instrumentos y políticas públicas donde tanto el planeta como las empresas obtengan beneficios.

Respecto a los aspectos prácticos del informe, se incluyen una serie de recomendaciones para modernizar algunas de las herramientas existentes para luchar contra el cambio climático. Se han seleccionado proyectos y medidas en algunos de los sectores con más potencial de generación de empleo y de contribución al crecimiento económico, como tratamiento de residuos, transporte, agricultura, rehabilitación y eficiencia energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *