Temperaturas de 60 ºC impidieron la vida en los trópicos hace millones de años


Donde hoy se encuentran los trópicos, regiones con una vegetación sorprendente y abundante y con una biodiversidad animal extraordinaria, hace millones de años no había nada. Sólo desierto. Donde hoy es difícil incluso trasladarse a pie debido a la densa selva, hace millones de años era un páramo desolado.

Así lo señala un estudio dirigido por especialistas de la Universidad de Leeds en el Reino Unido y la Universidad de Geociencias de Wuhan en China, en colaboración con la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nuremberg en Alemania. La causa de esta mínima, casi nula, biodiversidad, se encuentra en un incremento de las temperaturas en los trópicos hasta niveles letales para cualquier organismo vivo: unos 50-60 ºC en tierra y 40 ºC en el mar.

Era la época de una de las extinciones masivas que ha sufrido la Tierra, ocurrida a finales del Periodo Pérmico, hace 250 millones de años, antes incluso de la llegada y la posterior extinción de los dinosaurios. En la extinción del Periodo Pérmico, cerca del 96% de todas las especies marinas y el 70% de las especies terrestres desaparecieron.

Ante tal magna extinción, el periodo de recuperación de biodiversidad se prolongó más de lo habitual: duró unos cinco millones de años (diez millones según otras estimaciones). Un planeta casi sin vida durante millones de años.

Potentes erupciones volcánicas

La causa de esta extinción fue el calentamiento global. La zona ecuatorial fue la que más tardó en recuperarse de este desastre global. Aunque cabe señalar que, entonces, los continentes no estaban ubicados como ahora, sino que estaban más unidos, en lo que se conoce como Pangea. En los trópicos había mucha humedad, sin embargo, la vida surgía allí con mucha dificultad. No se desarrollaban bosques, sólo arbustos y helechos. No había peces ni reptiles marinos. Sólo algunos crustáceos y moluscos. En tierra firme, no había ningún animal.

En realidad, hacía tanto calor en la Tierra, que el mejor lugar para vivir eran los polos, un refugio de frescor.

¿Pero por qué se produjo ese aumento brutal de las temperaturas? Algunas teorías apuntan a numerosas y potentes erupciones volcánicas, que no sólo destruían directamente regiones del planeta, sino que provocaron un cambio climático global en el que la temperatura de todo el planeta aumentó enormemente en poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *