El fútbol inglés se plantea el uso de césped artificial debido a la sequía


La sequía que sufre el sur de Inglaterra puede tener una consecuencia sorprendente en una país que no está acostumbrado a tal falta de lluvia. Tanto en el Reino Unido como en Irlanda, hasta ahora, las instalaciones deportivas que necesitan de un césped cuidado no han supuesto un grave problema. Caía agua de sobra desde el cielo. Pero la situación puede cambiar. Estadios de fútbol (así como de rugby o circuitos de golf y otros deportes que se practican en el exterior) se pueden ver obligados a usar césped artificial.

El césped artificial no es muy apreciado en Inglaterra. Cuando, en los años ochenta del siglo pasado, algunos clubes de fútbol lo probaron, fue criticado porque producía lesiones a los jugadores y por la desventaja que suponía para los jugadores que no estuvieran acostumbrados. Quizá el cambio climático vuelva a poner de moda este tipo de césped.

En otros países más secos, el césped artificial se usa sin reparos. En 2004, la FIFA aprobó el uso de césped artificial en partidos internacionales. La propia Inglaterra fue derrotada por Rusia en el estadio Luzhniki, en un partido de clasificación para la Eurocopa 2008, en un campo de césped artificial. Ahora, la Liga de Fútbol de Inglaterra está llevando a cabo una consulta para saber si sería conveniente su uso.

De momento, se especula con las ventajas económicas. La tecnología ha avanzado desde la década de los ochenta del siglo pasado y los costes de su mantenimiento son mucho menores. Se calcula que la inversión sería rentable entre los tres y los seis años.

Pero, además, la tecnología puede ofrecer ventajas para el medio ambiente. Sobre todo, si se tiene en cuenta que, en algunas regiones inglesas, se ha prohibido regar debido a la sequía. Hasta ahora, los lugares que albergan eventos deportivos nacionales o internacionales han quedado exentos de esta normativa, pero, de continuar la sequía, quizá tampoco se les permita regar. ¿Qué ocurrirá con las Olimpiadas de Londres si continúa sin llover?

Aparte de la necesidad de agua, el césped natural necesita de otros cuidados, como cortarlo para que esté en buenas condiciones para la práctica deportiva. Los clubes más ricos incluso se permiten calefacción en el suelo para evitar que las heladas estropeen el terreno de juego. Sin embargo, para los clubes más modestos, tal vez el césped artificial sea la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *