El incomprensible optimismo de Al Gore


Hace unos dos años, el ex vicepresidente de Estados Unidos y adalid de la lucha contra el cambio climático, Al Gore, fue preguntado por los esfuerzos que se estaban haciendo para tratar tal problema. Se mostró bastante optimista. Tal vez quería contagiar de optimismo a la sociedad. Poco después, se celebró la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático de Copenhague, un evento que no consiguió ningún acuerdo serio. ¿Se debe ser tan optimista como Gore?

El futuro es incierto y sombrío. Aparte del fracaso de Copenhague, un amplio sector de la población de Estados Unidos es escéptica ante el problema del calentamiento global o, al menos, en culpabilizar a las actividades del ser humano como causa del cambio climático global. Al Gore sigue siendo optimista. ¿Será por no alarmar? ¿Será porque ya tiene unos añitos y él no va a ver el desastre al que estamos abocados?

Para Gore, aunque muchos de sus compatriotas son escépticos, pronto va a llegar un cambio en la mentalidad del ciudadano medio que le haga cambiar de actitud ante el gran problema al que se enfrenta la humanidad y comenzarán a usar masivamente coches eléctricos y las energías renovables. Además, las empresas más contaminadoras están haciendo un esfuerzo por reducir sus emisiones. En definitiva, Gore ve un cambio de percepción en lo que sucede, un primer paso para un mayor compromiso por parte de todos.

Reconoce (¡menos mal!) que han existido presiones de grupos políticos y empresariales, encabezados por las empresas de la industria del petróleo, para poner en duda todos las afirmaciones de los científicos. Pero eso ya no puede continuar. Es demasiado evidente. Sin embargo, ¿seguro que no se puede convencer a la gente? Sin ir más lejos, una buena parte del electorado republicano de Estados Unidos no cree que el cambio climático se esté produciendo.

La estrategia de crear dudas ha utilizado algunos hechos falsos, como que el calentamiento se debía a la erupción de los volcanes, a las manchas solares, a los rayos cósmicos, o sencillamente se ha negado que se está calentando la tierra. Se dice que los científicos sólo quieren conseguir más dinero para sus investigaciones (¡como si se hicieran ricos con ello!). Demasiada gente se lo sigue creyendo.

Gore propone seguir informando. Hoy, va a celebrar un evento de 24 horas en diversas ciudades que se pueda seguir a través de Internet, 24 presentaciones en total, en 13 idiomas.

Cambio Climático, Medio ambiente,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *