La temperatura subirá 4 grados para 2100 y los efectos serán devastadores, advierte el Banco Mundial

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El impacto del cambio climático no se anda con bromitas, y sigue avanzando imparable. Es más, según alerta el Banco Mundial (BM), las consecuencias de su devenir pueden acabar siendo castastróficas para la humanidad mucho antes de lo pensado.

En un nuevo informe presentado esta semana por el BM, al final de siglo la temperatura aumentará exceso y esto traerá eventos extremos que no auguran nada bueno. En concreto, se concluye que de continuarse al “ritmo actual”, el planeta se recalentará 4 grados a final del siglo, lo que traerá inseguridad alimentaria, más enfermedades y escasez de recursos fundamentales para la vida.

Olas de calor interminables, lluvias torrenciales con inundaciones que traerán devastación y pérdida de cultivos, desastres ambientales causados por tormentas, ciclones y otros fenómenos naturales más virulentos… El clima nos agasajará con todos estos regalos y la subida del nivel del mar será de casi un metro en algunas zonas para 2100. Todo esto es lo que ocurrirá, si no se trabaja cuanto antes para detener el cambio climático de un modo efectivo, señala el BM.

Un mundo diferente

El informe no habla del fin del mundo, pero sí de “un mundo diferente”, en relación al planeta que heredarán las futuras generaciones. “La falta de acción respecto al cambio climático amenaza con hacer que el mundo que hereden nuestros hijos sea completamente distinto al nuestro”, lamenta el presidente de la institución, Jim Yong Kim.


El estudio en el que se basa el informe ha sido realizado por el Postdam Institute for Climate Impact Research (PIK), cuya conclusión principal se centra en la urgente necesidad de detener el recalentamiento para evitar los efectos. En concreto, se recomienda que la temperatura no suba más de 2 grados centígrados a finales de siglo, es decir, la mitad de lo previsto.

Las palabras del director del PIK, Joihn Schellnuber todavía son más duras que las de Yong, si cabe. Su declaración difundida mediante una nota de prensa es inquietante: “Las respuestas de la Tierra tienden a no ser lineales. Si nos aventuramos más allá del tope de los dos grados, hacia los cuatro, el riesgo de cruzar puntos de inflexión aumenta de manera aguda”.

Hasta 6 grados más

El recalentamiento que se pronostica para el 2100 traería veranos tremendamente calurosos, con un aumento de la temperatura media de hasta 6 grados centígrados, especialmente en zonas mediterráneas, Norte de África, Oriente Medio y Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *