Los incendios no cesan en España: Jaén y Alt Empordà (Girona)


Las peores previsiones se están cumpliendo. Después de Valencia y Tenerife, se han producido incendios forestales en Jaén y Girona. Este último es especialmente grave. Y, siendo pesimistas, lo peor está por llegar.

En el incendio de Girona, hasta el momento, ya han fallecido cuatro personas. Por otra parte, más de mil han pasado la noche en pabellones de municipios habilitados para acoger a los que huyen de las llamas. Algunos han pernoctado en la base militar de Sant Climent Sescebes y en otros puntos. Varios municipios de la comarca del Alt Empordà están siendo asolados por las llamas.

Los municipios de Llançà, Figueres, Roses, Colera, Girona y Avinyonet han acogido a personas evacuadas. Muchas personas no han podido continuar el viaje que realizaban por carretera o tren y también se han visto obligadas a parar y esperar a que pase todo antes de continuar viaje. Casi medio centenar de camiones han parado en aparcamientos de Montmeló y Vilamalla.

Una quincena de municipios tienen problemas con el suministro eléctrico. El fuego ha afectado, además, a repetidores de telefonía móvil.

La cuarta víctima mortal desde que comenzó el desastre ha sido un ciudadano francés de 64 años que fue alcanzado gravemente por las llamas. Había sufrido quemaduras en el 80% del cuerpo. De los otros tres fallecidos, uno murió por infarto, y los otros dos, que eran padre e hija, murieron al lanzarse por un acantilado en Portbou, intentando escapar de las llamas.

Los heridos por el incendio son trece, de momento. En el hospital de Girona, están ingresados varios heridos. La mayoría serán dados de alta pronto. Dos personas han sufrido heridas graves y se encuentran ingresadas en el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, donde otros tres heridos están en situación “menos grave”. Por último, en el Hospital de Figueres hay otros tres heridos leves.

El fuego ha afectado ya a unas 13.000 hectáreas. Aún hay tres puntos que no se logra controlar: entre los pueblos de Avignonet de Puigventòs y Terrades, hasta el entorno del embalse de Boadella; por encima de este embalse en Darnius, donde son los vecinos los que luchan contra el fuego; y en la zona norte de La Jonquera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *