Los incendios serán más intensos con el cambio climático

Share on Facebook8Tweet about this on Twitter16Share on Google+0

deforestacion
El cambio climático va tener también repercusiones importantes en los incendios, que cada vez son más intensos. Además, se prevé que la deforestación se produzca a gran escala, según las últimas investigaciones realizadas en las que también se alerta de la dificultad para recuperar especies vegetales.

El estudio

Estas son las dos principales conclusiones de un estudio internacional que ha sido liderado por la Universidad de Lleida y que ha contado también con la participación de investigadores de la UNED. El estudio, publicado en la revista ‘Ecological Monographs’ de la Sociedad Americana de Ecología, alerta de los efectos del cambio climático en los incendios en los próximos años.

En concreto, los investigadores han detectado que se producirán cambios en el régimen de incendios, que se traducirán en que serán más intensos, aparte de ocasionarse una deforestación mayor como consecuencia de la disminución de la capacidad para que los bosques mediterráneos se recuperen.

Estos efectos ya se han dejado sentir porque se observan transformaciones en estos fenómenos. En concreto, el estudio alude a los fuegos en bosques de media montaña que han sido en general más fáciles de apagar y de menor intensidad, mientras que ahora están adquiriendo una intensidad ante la que se precisan más esfuerzos para su extinción.

deforestacion
El motivo está en que la vegetación en estas zonas está cada vez más seca, lo que aumenta su propensión al fuego. Este es un hecho sobre el que alertan los investigadores porque si la falta de agua en los árboles continúa y crece en los próximos años, habrá incendios más graves que los producidos en los años 80.

A esta situación se suma que habrá especies como las encinas y hayas que van a tener más difícil recuperarse por la falta de agua, factor al que se une el fuego. Es decir, que estas especies se verán afectadas por el síndrome del agotamiento del rebrote, que aparece en aquellos árboles afectados por la escasez de agua por la sequía, lo que lleva a que pierda su capacidad de crecimiento tras un incendio.

Pérdida de superficie

Todos estos efectos son especialmente importantes, sobre todo, si se tiene en cuenta que en Europa se han perdido alrededor de tres millones de hectáreas de bosques mediterráneos. Una pérdida que se ha producido en 15 años.

Artículos relacionados:

Los incendios forestales están relacionados con el clima de los dos años previos

Más deforestación, menos lluvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *