Sequía en el río Misisipi

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Misisipi se seca. El nivel del agua es muy bajo, lo que ha obligado a restringir el paso de embarcaciones. El Misisipi es el mayor río de Estados Unidos, lo que le convierte en una vía para transportar mercancías. Además, a su vera, el 78% del cultivo de cereal peligra, con el consiguiente efecto para el precio de los alimentos. Los cultivos de soja y trigo necesitan con urgencia la lluvia; los de maíz ya sufren daños irreversibles.

El bloqueo del tráfico fluvial se ha decretado para que el servicio de guardacostas pueda medir la profundidad del río e instale nuevos marcadores que permitan a los navíos circular sin riesgo de encallar. Un centenar de embarcaciones se han visto afectadas. En algunos tramos, el agua está a un nivel que no se veía desde 1988.

Por otra parte, la Armada de Estados Unidos trabaja para retirar tierra del fondo con el objetivo de habilitar la profundidad necesaria para que se pueda seguir navegando. Por el Misisipi navegan barcazas que transportan materias primas como carbón y productos agrícolas desde el centro del país hacia el golfo de México.

Es la mayor sequía en Estados Unidos desde 1956. Empezó en el medio oeste, pero aumenta a medida que pasa el tiempo. La falta de agua afectó al proceso de polinización del cereal, lo que provocó daños irreversibles.

Los agricultores tratan de salvar la soja y el trigo, que necesita con urgencia de las lluvias. Eso explica los precios récord en los mercados mundiales de derivados y la preocupación creciente tanto de Naciones Unidas como del Banco Mundial por su impacto en la cadena de suministro de alimentos, con origen en Estados Unidos, hacia países importadores de cereal más vulnerables.

El pasado julio fue el más caluroso desde que comenzaron a registrarse las temperaturas. Los precios para las entregas de maíz ya estaban ese mes al doble de lo que se pagaba hace cuatro años.

Estados Unidos es el mayor productor mundial de maíz y de soja. La sequía va a provocar que la producción del cereal se sitúe este año en el nivel más bajo desde 2006. En el caso del trigo, es el tercer mayor exportador del mundo, pero el valor nutricional de éste es mucho mayor que el del maíz, lo que crea mayores problemas para los países que dependen de esta materia prima.

Si las lluvias no llegan pronto, el impacto económico de la sequía puede afectar a la campaña a las presidenciales de noviembre. La Casa Blanca asegura a los agricultores y ganaderos afectados que se ofrecerán recursos para ayudarlos, pero el Estado está ya bastante endeudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *