La PAC no ayuda a frenar el calentamiento global

PAC
La agricultura y la ganadería son cuestionadas por considerar que su impacto afecta de forma negativa al calentamiento global. Ahora, un nuevo informe vuelve a situar al sector en el punto de mira y, en concreto, a la Política Agraria Comunitaria (PAC). La principal conclusión es que estas políticas agrarias no están ayudando a poner freno al aumento de las temperaturas y tampoco contribuyen de manera positiva a paliar el cambio climático.

El informe

La voz de alerta se ha lanzado desde la organización SEO/BirdLife. En su estudio, se evidencia que las medidas climáticas en la PAC no están contribuyendo a los esfuerzos y necesidades que serían precisos en relación a la mitigación y adaptación del cambio climático.

Es la principal conclusión de su informe ‘La PAC como aliada contra el cambio climático’, cuya presentación ha coincidido con el informe publicado desde el proyecto Unify, que destaca la importancia de una política agraria comunitaria respetuosa con el clima con el fin de garantizar que el sector agrícola pueda contribuir a los objetivos fijados en el Pacto Verde Europeo y a los compromisos de la Unión Europea referentes al Acuerdo de París.

El estudio de SEO/BirdLife explica que la PAC no contribuye a mitigar el cambio climático por la falta de incentivos para los métodos agrícolas respetuosos con el clima y la falta de imposición de reglas, que vayan un paso más allá de la legislación actual en materia medioambiental.

PAC
También se incide en una serie de acciones necesarias para conseguir una reforma que sea más “verde” y “justa”. En esta línea, apuntan a establecer metas más ambiciosas, cuantificables y basadas en la ciencia, aparte de abogar por una condicionalidad reforzada que mejore la normativa en materia de clima y biodiversidad. A todo ello debe unirse una financiación adecuada con, como mínimo, el 50% del gasto de cada pilar destinado a medidas que contribuyan a la acción climática y la protección de la biodiversidad.

Estudios claves

Los dos estudios recogen conclusiones, que son todavía aún más importantes, sobre todo, porque salen a la luz en un momento en el que están abiertas las negociaciones entre la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo sobre el Futuro de la PAC y se están evaluando las deficiencias de la PAC del período 2014-2020.

Artículos relacionados:

La agricultura ecológica absorbe más carbono

La agricultura europea debe tener en cuenta el cambio climático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.