El cambio climático pone en riesgo los cultivos agrícolas

abejas-agricultura
Muchas veces, cuando se habla de cambio climático, se tiende a pensar simplemente en la desaparición de determinadas especies de animales, que se aboga por preservar para mantener la biodiversidad. Sin embargo, no se presta tanta atención a otros aspectos que son claves como el papel que tienen en la naturaleza y en determinadas actividades que están relacionadas con la subsistencia del ser humano. Es el caso de las abejas en las que se están produciendo importantes cambios en su población y que son fundamentales para la actividad agrícola. Sí esa con la que se producen los alimentos que tomamos.

Las abejas y la agricultura

El papel de las abejas en la agricultura es fundamental porque se calcula que alrededor del 70% de los cultivos precisan de la polinización que se realiza a través de esta especie, según datos del Ministerio de Agricultura. Es más. Sin esta polinización, estos cultivos no serían efectivos y por lo tanto el ser humano no tendría a su disposición estos alimentos.

Y, ¿qué relación tiene todo esto con el cambio climático? La respuesta es muy sencilla. Las modificaciones que se están produciendo en el clima están afectando a las abejas. En concreto, sus mayores riesgos son el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones.

Estos dos factores están dificultando que las abejas puedan alimentarse de forma adecuada y, en consecuencia, realizar su labor de polinización para los cultivos agrícolas y elaborar productos específicos como la miel.

abejas-agricultura

Impacto económico

Además de los efectos directos sobre la alimentación y sobre la naturaleza, la falta de actividad de las abejas y la posible pérdida de número de colmenas que conllevaría si no se soluciona la situación –aparte de otras amenazas como la avispa asiática-, tendrá también repercusiones económicas.

Y son considerables en el caso de España, que es el primer país con mayor número de colmenas en el mundo. La producción de miel se sitúa en una media de 33.000 toneladas anuales a lo que hay que sumar alrededor de 1.800 de cera. Estas cifras trasladadas a datos económicos dan un resultado de 100 millones de euros.

2 comentarios

  1. Aquí en mi casa de Chia, tengo bebederos para mis colibrís y también para las abejas, asi como comida diaria para las palomas silvestres y los copetones.
    Mis actividades profesionales están concentradas hacia la generación de energía limpia y renovable con bio masa. Tenemos la bio masa necesaria a la generación de 250 Mega , lo que ademas generaría 35 000 empleos formales directos y unos 50 000 indirectos en el Choco, que tanto lo necesita. El ahorro en emisiones CO2, versus carbón, es del orden de 65 000 toneladas por Mega Año. La generación con bio masa siendo mas costosa que la con carbón, eso le costaría a usted, si consume 100 KW al mes, unos 200¨Pesos mes, Creen que vale la pena seguir luchando después de mas de 15 años ???

  2. Respecto al tema cambio clamático algo preocupante es la disminución de abejas. Me parece que sin las abejas no hables mucha de la comida que hoy en día tenemos. Según lo que menciona la fuente, las temperaturas y la disminución de agua han provocado que muchos de estos animales no puedan polinizar plantas. Debido a esto el cambio clamatico disminuye la posibilidad de que en el futuro tengamos la cantidad de plantas y comida que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *