El cambio climático podría incrementar la superficie agrícola

agricultura-cambio-climatico
Cuando se habla de agricultura y de cambio climático, habitualmente la relación entre los dos ámbitos siempre se centra en efectos nocivos para el sector agrario. Sin embargo, ahora una nueva investigación científica que ha sido realizada en la Universidad de Leeds ha puesto de manifiesto lo contrario: el cambio climático podría aumentar la superficie agrícola.

El estudio

En realidad, puede ser así y se calcula que este incremento de la superficie agrícola sería del 44% a finales de este siglo. Es más, con el empleo de modelos climáticos globales, se estima que el 76% de la región boreal podría tener condiciones adecuadas para cultivar en el horizonte del año 2099.

No obstante, este aumento no se va a producir de forma generalizada. De hecho, este efecto es el contrapunto a las consecuencias del cambio climático en el resto del mundo, donde serían negativas en el sector agrario con la excepción de zonas de los países de Canadá, Suecia, Finlandia, Noruega, Rusia y Estados Unidos, que conforman la región boreal.

Este resultado de la investigación se basa en que el equipo investigador descubrió que el borde superior de la tierra adecuado para el crecimiento de los cultivos se podría desplazar hasta 1.200 kilómetros desde la posición actual hacia el norte. Esto produciría un cambio más dramático en aquellas regiones interiores y continentales de América del Norte y Eurasia.

agricultura-cambio-climatico

Sequía

La investigación realizada también pone el foco de atención en la evolución de las precipitaciones totales. La previsión es que aumenten anualmente, aunque se prevé que se producirá una mayor evaporación al ser el clima más cálido.

Esto conllevaría a su vez un balance hídrico climático menos favorable en cada estación, así como a nivel geográfico. Así, las regiones continentales internas tendrían sequía en el verano, mientras que las de alrededor de las costas del océano podrían tener más agua para los cultivos. Los otoños también serían más húmedos.

Artículos relacionados:

Los alimentos que dejarás de comer por el cambio climático

Consecuencias del cambio climático: menos alimentos y más muertes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *