Un nuevo informe de la AEMA confirma que el cambio climático en Europa se acelera

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha presentado un nuevo informe sobre el cambio climático y, en especial, en el impacto que producirá sobre Europa. El informe evalúa la vulnerabilidad de la sociedad, la salud humana y los ecosistemas europeos e identifica las regiones más amenazados por el fenómeno climático.

El informe ha sido titulado El cambio climático, los impactos y la vulnerabilidad en Europa 2012 y ha encontrado que el aumento de las temperaturas medias se ha producido en toda Europa, así como la disminución de las precipitaciones en las regiones del sur y el aumento de las precipitaciones en el norte. La capa de hielo de Groenlandia, el hielo del océano Ártico y muchos glaciares de Europa se están derritiendo, la capa de nieve ha disminuido y la mayoría de los suelos de permafrost se han calentado.

Los fenómenos climáticos extremos, como son las olas de calor, las inundaciones y las sequías han provocado un aumento en los costes para afrontar los daños que han causado. Además, como la actividad humana en zonas expuestas se ha incrementado, el peligro de sufrir desastres también ha aumentado. En el futuro, se espera que esta vulnerabilidad aumente, ya que los fenómenos meteorológicos extremos serán más intensos y frecuentes. Si Europa no se adaptan, los costes de los daños seguirán aumentando.

Algunas regiones tendrán menos capacidad para adaptarse al cambio climático que otras. Esto se puede explicar, en parte, por las desigualdades económicas. Además, los efectos del cambio climático podrían aumentar esas desigualdades.

Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA, ha señalado que el cambio climático es un fenómeno que se produce en todo el mundo, y el alcance y la velocidad del cambio es cada vez más evidente. Todos debemos adaptarnos, empresas y hogares, para tratar de reducir las emisiones.

Más lluvias en el norte de Europa, menos en el sur

La última década (2002-2011) fue la más cálida registrada en Europa en toda su historia, con una temperatura terrestre media en Europa un 1,3 ºC más alta que la media preindustrial. Algunos de los modelos de proyección climática que manejan los científicos auguran que Europa podría aumentar la temperatura media en 2,5-4 ºC en las últimas décadas del siglo XXI (en comparación con el periodo 1961-1990).

Las olas de calor han aumentado en frecuencia y duración, causando decenas de miles de muertes en la última década. En cambio, se prevé que disminuyan las muertes relacionadas con frío en muchos países.

Las precipitaciones disminuyen en el sur de Europa, mientras aumentan en el norte. El cambio climático provocará más inundaciones de los ríos, sobre todo, en el norte de Europa. En el sur, en cambio, las sequías provocarán que los caudales de los ríos disminuyan. Se prevén caudales mínimos durante el verano en el sur de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *