Un retraso en limitar el calentamiento aumenta el coste


En esto de combatir el cambio climático no sólo importa qué se haga sino cuándo se empiece a hacerlo. Así, el momento resulta crucial para conseguirse resultados satisfactorios y, de hecho, los científicos advierten que estamos llegando tarde.

El precio que habremos de pagar por la tardanza es doble: no sólo sufriremos con mayor frecuencia y virulencia eventos extremos (sequías, inundaciones y aumento del nivel del mar, etc.) sino que, además, el progresivo calentamiento global nos traerá una factura económica bastante más abultada si pretendemos detenerlo, según un nuevo estudio.

Pero que el coste sea mayor no implica que pagando ese mayor precio vayamos a lograr limitar su impacto, detener su avance. Muy al contrario, cuando más nos demoremos en tomar medidas eficaces, va a resultar cada vez más difícil lograr el objetivo de la reducción de los famosos 2 grados centígrados. Otra cosa es que esperar una o dos décadas para actuar, también vaya a aumentará el coste de la actuación de forma importante, de acuerdo con un informe recién publicado del Instituto de Análisis Aplicado de Sistemas de Austria.

Menos eficacia y más caro

El estudio concluye que si la acción se demora de 10 a 20 años, se reducen las posibilidades de alcanzar los objetivos y, al mismo tiempo, los costos se incrementan conforme se retrasa la accción a una velocidad que no se ha podido establecer a partir del análisis de medio millar de escenarios generados por ordenador.


Recordemos que el objetivo de que el calentamiento global no rebasase los 2 grados centígrados se acordó en una reunión celebrada en el 2010 dentro del marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio climático.

Actualmente, tras la prolongación del Tratado de Kioto, se está a la espera de un acuerdo internacional vinculante que supuestamente empezará a dar pasos firmes a partir del 2020. Una fecha que, además, tampoco es garantía de nada, en realidad, si bien ya deja bien claro que la actuación se va a demorar, lo que significa incertidumbre y, por lo que parece, también supondrá pagar mucho más en lo económico y medioambiental.

2 comentarios

  1. Es muy alarmante los desastres que se percibe por el cambio climàtico, vidas humanas, aumento del nivel del mar lo que genera grandes inundaciones,considero que si se previene y se planifica con tiempo para actuar ante estos fenómenos, no cuasarian tantos impactos en la vida del hombre

  2. Tan alarmante y, sin embargo, sigue habiendo mucha gente escéptica. Esa falta de sentimiento de urgencia también se percibe tremendamente a nivel institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *