Casi 90.000 hectáreas quemadas en España (sin contar el incendio del Empordà y otros recientes)


Día 24 de julio. Aún tienen que pasar agosto y septiembre y en España los incendios ya han arrasado un total de 89.998,82 hectáreas de superficie forestal en lo que va de año. Esta cifra es más del doble (un 146,7% más) que lo ocurrido en el mismo periodo del año anterior. En 2011, en esta misma fecha, habían ardido 36.479,68 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Pero la situación, en realidad, es mucho peor, ya que estos datos no incluye los recientes incendios de la zona del Empordà, en Girona, producidos hace unos días. Hay que sumar, pues, 13.000 hectáreas más. Y otras 800 hectáreas más que se han quemado en un incendio producido en la región extremeña de Las Hurdes, felizmente controlado sin que causara un destrozo mayor.

En definitiva, hasta el 15 de julio de 2012, se han producido un total de 9.647 siniestros, frente a los 7.791 fuegos del mismo periodo en el año anterior, lo que supone un incremento del 23,8%.

En total, este año 2012 se han producido 6.101 conatos (menos de 1 hectárea) y 3.546 incendios (más de 1 hectárea), de los que 17 fueron grandes incendios (más de 500 hectáreas). La media del decenio, que coincide con la del año 2011, es de cinco grandes incendios al año.

Entre los grandes incendios, hay que destacar los ocurrido el pasado 2 de julio en las Cortes y Andilla (ambos en Valencia), donde se calcinaron casi 50.000 hectáreas; seguido por el del 16 de mayo en Rasquera (Tarragona), en el que ardieron 2.735 hectáreas; el del 28 de febrero en Hermisende (Zamora), donde se quemaron 2.329 hectáreas; y el del 8 de marzo en Montanuy (Huesca), donde se incendiaron 2.084 hectáreas.

En total, el porcentaje de superficie afectada del territorio nacional es del 0,325%, frente al 0,142% de la media del decenio y al 0,132% del mismo periodo de 2011.

Por tipo de vegetación, un total de 66.423,70 hectáreas arrasadas por el fuego eran de superficie matorral y monte abierto, 19.375,43 hectáreas eran superficie arbolada y 4.199,69 hectáreas, pastos y dehesas.

En cuanto a las zonas geográficas, la más perjudicada ha sido la región noroeste, donde se han producido el 51,15% de los siniestros, seguida por las comunidades interiores, con un 33,17%, y del Mediterráneo, donde se ha producido el 15,13% de los incendios.

Respecto a la superficie forestal, los incendios se han concentrado en un 43,26% en el Mediterráneo, en un 40,77% en la región noroeste y un 15,90% en las comunidades interiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *