El cambio climático impacta en las carreteras y vías de tren

carreteras
El calentamiento global tiene más incidencia de lo que inicialmente se piensa. Las afecciones negativas del cambio climático no solo están relacionadas con los problemas de agua, la desertización o de salud en las personas y especies animales y vegetales. También llegan a otros elementos como carreteras y vías de tren que, hoy en día, son tan necesarias. Y, ¿cómo afecta? Un nuevo estudio ha dado las claves.

La investigación

El estudio ha sido realizado por investigadores del Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). El análisis se ha centrado en los efectos que la modificación de las condiciones ambientales podría tener sobre algunos tramos de carreteras y vías de tren en España. En concreto, se han analizado 396 tramos de carreteras y 186 de ferrocarril y las afecciones por cambios en temperatura, precipitaciones o aridez.

El resultado ha sido claro. Las carreteras pueden verse afectadas por este impacto del cambio climático en un 7%, mientras que este porcentaje se eleva al 14% para los trenes. Son afecciones que se estiman para el período de años comprendido entre 2045 y 2055.

El estudio pone de manifiesto que estas afecciones no tendrían un impacto en trayectos críticos. Sin embargo, sí hay que tener en cuenta la erosión de los terrenos adyacentes, los deslizamientos de la tierra o las inundaciones. Son aspectos que podrían conllevar un aumento de los costes de mantenimiento.

carreteras

Menor impacto

Las afecciones no sucederían en aquellos tramos de las comunicaciones, que son más necesarios para la accesibilidad global. En este sentido, el estudio incide en que no ocurrirían los problemas causados por el pandeo ferroviario, el hundimiento de cable catenario y el agrietamiento o ablandamiento del asfalto.

Igualmente, tampoco habría afecciones en los tramos más críticos en el caso de cambios importantes en la intensidad de las precipitaciones. Sin embargo, sí se percibirían en el entorno, que se vería afectado.

El motivo no es otro más que los valores de precipitaciones más elevados pueden agravar los fenómenos de erosión en las laderas y estructuras, los deslizamientos de tierra y la sobrecarga de los sistemas de drenaje por la cantidad de arrastre por la mayor erosión. También puede haber afecciones en los puentes.

Artículos relacionados:

Así impacta el calentamiento global en la aridez

El cambio climático aumenta la erosión de los ríos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.