El cambio climático puede destruir un imperio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La sequía que sufre Estados Unidos es una de los peores en la historia del país. ¿Será el fin del modo de vida estadounidense? Puede parecer exagerado, pero, según se ha descubierto, el cambio climático podría haber sido el causante de la desaparición del Imperio del Antiguo Egipto. Se han encontrado restos de materiales y compuestos enterrados en el delta del Nilo hace 4.200 años que indican que se produjo una sequía de proporciones bíblicas. El clima fue más poderoso que los grandes faraones que ordenaron construir las pirámides. ¿Y no es el presidente de Estados Unidos el faraón de todo el planeta?

La directora del Servicio Geológico de Estados Unidos, Marcia McNutt, ha señalado en un comunicado de prensa que el nuevo estudio muestra que la disponibilidad de agua era el talón de Aquiles para Egipto, como bien puede ser ahora… en todo el planeta, ya que hay 7.000 millones de personas que necesitan agua.

Las pruebas fueron recogidas en los sedimentos del río Nilo por un estudiante de la Universidad de Pennsylvania para realizar su tesis doctoral. Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Geology.

Cuando el polen de las plantas que necesitan más agua disminuye en los sedimentos, se sabe que la abundancia de la vegetación en la Antigüedad también disminuyó. Un aumento de carbón, por otra parte, significa que el fuego estaba arrasando la tierra de los faraones. Una gruesa capa de carbón vegetal y la fina capa de polen es una buena señal de que una terrible sequía asoló Egipto.

Quizá no sea la única civilización que desapareció por un cambio en el clima. Aproximadamente 5.000 años atrás, otra sequía pudo haber acelerado la desaparición del reino de Uruk, en la actual Irak. Siria también sufrió una sequía hace 3.000 años. Los babilonios sintieron los efectos de la hambruna de la sequía. En la costa del Mediterráneo oriental, el reino de Ugarit cayó cuando el clima cambió.

Los seres humanos y los cambios climáticos tienen una larga historia. La evolución (y hasta la desaparición) de las sociedades está asociada a menudo a la variabilidad del clima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *