Se plantarán dos mil árboles en Andalucía para combatir el cambio climático


El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, ha anunciado los resultados de la primera fase del proyecto “Bosques por Ciudades”, cuyo objetivo es impulsar los espacios verdes urbanos en Andalucía para potenciar su capacidad de absorción de dióxido de carbono y luchar así contra el cambio climático.

Según ha detallado el consejero, el programa promueve la plantación de dos mil árboles en ocho municipios andaluces como parte de una estrategia que pretende fijar al año unas 160 toneladas de dióxido de carbono, lo que equivale a las emisiones anuales producidas por unos 48.000 coches. Este proyecto piloto se enmarca dentro del Plan de Acción por el Clima que desarrolla la Junta de Andalucía para evaluar, racionalizar y potenciar la calidad de los sistemas verdes urbanos andaluces como sumideros.

En el citado plan colabora la Universidad de Sevilla y beneficiará directamente a una población de más de 100.000 habitantes de los municipios de Pulpí (Almería), Vejer (Cádiz), La Carlota (Córdoba), Ogíjares (Granada), El Viso del Alcor (Sevilla), Villacarrillo (Jaén), Punta Umbría (Huelva) y Álora (Málaga), pero, indirectamente, beneficiará a todo el medio ambiente, a todo el mundo. La iniciativa permitirá incrementar la capacidad de secuestro de carbono entre un 10 y un 36% en dichas áreas.

Además de contemplar la plantación de estos dos mil de árboles, durante la primera fase del proyecto se han estudiado ciento veinte especies de árboles y arbustos y se ha establecido un catálogo global de especies recomendadas que, luego, se ha concretado para cada municipio según su clima.

También se han analizado los diferentes núcleos urbanos y se ha determinado que la capacidad de absorción de sus zonas verdes oscila entre 3 y 30 toneladas de CO2 anuales. Por último, el proyecto concluirá con la elaboración de un modelo de secuestro de carbono idóneo para cada municipio.

Por ejemplo, para Vejer, se ha determinado que su sistema verde urbano posee una capacidad de secuestro de 1,3 toneladas de CO2 mensuales durante la primavera y el verano. Este municipio presenta 3.950 ejemplares pertenecientes a 85 especies distintas de árboles y arbustos, y se ubica en una zona de influencia oceánica, húmeda y con temperaturas diurnas que rondan los 20 ºC a lo largo del año.

La Junta ha establecido un listado de especies idóneas para una mayor absorción en los espacios de la localidad, entre otras, árboles como pinos, algarrobos (en la imagen) o ficus, y arbustos como palmitos, majuelos o buganvillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *