El cambio climático beneficia a los robles

robles-cambio-climatico
El cambio climático tiene afecciones en la naturaleza. Sin embargo, no impacta por igual en todas las especies. Por lo menos, así se constata en un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Madrid, entre otras entidades, en relación a la influencia del cambio climático en los bosques de robles y de hayas en el Parque Nacional Picos de Europa. Y el resultado es claro: lejos de tener efectos nocivos en el roble, el cambio climático parece tener consecuencias positivas en el roble.

El estudio

El resultado de este estudio refleja que el roble se beneficia del aumento de las temperaturas que se está produciendo como consecuencia del cambio climático. Esto implica a su vez que tiene una mejor adaptación a las nuevas condiciones de clima que, por ejemplo, la haya.

Esto supone una mejora de la capacidad competitiva del roble frente a la haya, árbol este último que, curiosamente, está en expansión en la Península Ibérica desde la última glaciación.

La haya crece en la sombra en las primeras fases de desarrollo y se expande bajo la copa de otros árboles. Esta mayor tolerancia a la sombra hace que sustituya a otras especies arbóreas, hecho en el que también influyen otros factores como su gran producción de semillas y espesura de las copas.

robles-cambio-climatico
Por el contrario, el roble es más resistente y se adapta mejor a las sequías y altas temperaturas, a pesar de que tiene menor tolerancia a la sombra que las hayas. También tiene una menor producción de semillas.

Efectos

El estudio, en el que se han empleado técnicas dendroecológicas basadas en la medición de los anillos de crecimiento de los árboles, refleja que el roble crece mejor que la haya en los períodos de tiempo que avanzan hacia el siglo XX. En concreto, a partir de 1970. Unos cambios que están vinculados con los cambios de temperatura y de precipitación que han tenido lugar en ese siglo.

Esta base del estudio igualmente permite hacer una predicción para el siglo XXI. En este caso, se refleja de forma más clara esa ventaja competitiva del roble frente a la haya que, además, será más notable y se incrementará en este período.

Artículos relacionados:

Los bosques del este de EEUU se deterioran por el calentamiento global

Bosques urbanos, un escudo contra el cambio climático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *