Tifón en Filipinas deja medio millar de muertos (un aviso para Doha)


El potente tifón Bopha ha pasado por Filipinas y ha desolado el país, produciendo medio millar de muertos y muchos desaparecidos. El Gobierno, en estos primeros momentos, se centra en dar cobijo al mayor número de personas posibles. También distribuye medicinas, agua potable y alimento entre la población que se ha quedado sin nada.

Unas 300.000 personas se han quedado en la calle, lo que puede provocar epidemias. Algunas están heridas. Casi todas buscan a algún familiar entre el lodo. Los lugares de acogida, como gimnasios y otros edificios, están completos. Algunas personas acogen a niños que no encuentran a sus padres. En otros casos, son los padres los que buscan a sus hijos desaparecidos.

Bopha ha llevado a Filipinas lluvias torrenciales y vientos de hasta 200 km/h. El sureste de la isla de Mindanao fue literalmente barrida por el tifón. El delegado de Filipinas que se encuentra asistiendo a la Cumbre del Clima que se celebra en Doha ha quedado impresionado y ha aprovechado para pedir al resto de países un esfuerzo en la lucha contra el cambio climático. Si no se llega a un acuerdo mundial, este tipo de desastres será cada vez más frecuente y más destructivo.

Es lo que esperan de nosotros 7.000 millones de personas. Se lo pido a todos, por favor, no más retrasos, no más excusas.

Hay más de cinco millones de afectados. Pero sólo se ha podido acoger a unos 64.000 en el medio centenar de centros de ayuda que se han creado en las zonas afectadas, sobre todo, en Mindanao y Visayas. Han sido afectadas más de 15.000 viviendas y unos 10.000 chamizos han sido totalmente destruidos.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha expresado sus condolencias por las víctimas del tifón. La Cruz Roja de Filipinas ha hecho un llamamiento para recaudar fondos para ayudar a los afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *