Consecuencias del cambio climático sobre los océanos


El cambio climático afecta a todo el planeta. La Tierra está compuesta esencialmente por agua (en más de un 70%) y el calentamiento global va a variar las condiciones de este elemento de distintas formas. Además, algunas de los fenómenos afectarán o agravarán otros. Y, más aún, afectarán a la vida de plantas y animales, y afectarán, a la postre, al ser humano. El cambio climático es una bola que crece.

Desde la temperatura de los mares y océanos hasta su composición química pasando por cambios en el clima extremo, como el aumento en el número e intensidad de los ciclones, a continuación, ofrecemos los principales cambios que se producirán en las aguas del planeta.

El efecto de las altas temperaturas del océano en el metabolismo de los corales produce un fenómeno que se conoce como decoloración o blanqueamiento. Se produce porque las microalgas que habitan el interior de los tejidos coralinos mueren. Estas microalgas mantienen una relación benéfica con los corales, pues eliminan sus desechos nitrogenados. Este efecto puede durar semanas o, en ocasiones, meses. A menudo, la diversidad biológica de estas zonas se reduce.

La creciente acidificación del océano agrava los efectos de blanqueo. La Gran Barrera de Coral ha experimentado decoloración en 1980, 1982, 1992, 1994, 1998, 2002 y 2006. En algunas zonas se ha perdido hasta un 90% de los corales. Los corales, junto con el plancton, son los principales sumideros de carbonato de calcio oceánico.

Otro conocido efecto del calentamiento global es el aumento en el nivel del mar. algunos cálculos prevén un aumento de más de 60 centímetros durante los próximos cien años. La causa principal es el derretimiento de los glaciares y el hielo polar. Las costas se inundarán y algunas islas pueden desaparecer.

Debido a que absorben mucho dióxido de carbono (CO2), que es generado por el ser humano, los océanos se están volviendo más ácidos. Esta progresiva acidificación de los océanos puede impactar de manera negativa en las conchas marinas que forman los organismos (sin ir más lejos, de nuevo, los corales) y sus especies dependientes. A algunos animales les costará más respirar.

Las tormentas tropicales, algunas de las cuales se convierten en huracanes, se forman en medio del océano. Un cambio en el clima que aumente su número y que sean más intensas. Los ecosistemas costeros serán los más afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *