Diferencias entre el calentamiento global y el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Cambio climatico
Distinguir entre el calentamiento global y el cambio climático no solo es posible, sino necesario. Si bien son dos conceptos íntimamente relacionados, en modo alguno pueden considerarse sinónimos.

En ocasiones, es cierto, pueden usarse de forma indistinta, pero tengamos en cuenta que se refieren a las diferentes caras de un mismo fenómeno. Básicamente, las alteraciones climáticas antropogénicas (causadas por el ser humano) como consecuencia del aumento de emisiones de efecto invernadero provocadas por la combustión de combustibles fósiles.

Calentamiento global vs cambio climático

En efecto, son conceptos muy cercanos, y también puede afirmarse que el calentamiento global está provocando un sinfín de episodios y consecuencias que denominamos cambio climático.

Por un lado, el calentamiento global indica un incremento en la temperatura con respecto al historial de registros, que se remontan al siglo XIX, en plena época industrial.

Es un aumento general de la temperatura. Un promedio que, como tal, afecta más a unas zonas que a otras y que va elevándose conforme va haciéndolo la concentración de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera.

En este sentido, ese aumento supone un cambio climatológico que deriva en cambios climáticos que se manifiestan de forma distinta en cada lugar. El calentamiento global, así es, provoca cambios en el clima que se acompañan de eventos extremos.

Por su parte, el cambio climático se refiere a la variación de distintos componentes del clima y puede estudiarse, es decir, observarse a nivel local y global. Sus efectos, como es sabido, se traducen en eventos extremos (sequías, inundaciones, incendios, etc.) que provocan catástrofes ambientales, pérdidas materiales y humanas, reducción de biodiversidad, escasez de agua y, por ejemplo, inseguridad alimentaria.

Por último, ¿en qué casos los conceptos son antagónicos? Son diferentes, de eso no hay duda, pero enfrentarlos es quizá demasiado osado. Aún así, sí es cierto que en ocasiones el cambio climático deja ver una cara opuesta a la del calentamiento del planeta.

Ocurre cuando los eventos extremos se traducen en heladas y, en fin, olas de frío de larga duración, que se producen donde y cuando menos se espera.

2 comentarios

  1. Hola Pepa,
    Es importante familiarizarnos con los conceptos, la puerta de entrada a la tan necesaria concienciación. Un saludo gracias por comentar : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *