El cambio climático puede acabar con la matanza de focas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La matanza de focas que se lleva a cabo en Canadá cada año, pese a las protestas de millones de personas, así como grupos ecolgistas, ha comenzado un año más. Sin embargo, hay dos factores que están haciendo que esta sangrienta actividad ya no sea tan rentable y muchas de las personas que participaban en ella hayan decidido no hacerlo este año.

Así, aunque las protestas de los activistas no tienen ninguna influencia en los responsables y en los participantes de la matanza, sí que la tienen la crisis económica y el cambio climático. ¡Quién iba a pensar que el cambio climático iba a beneficiar a un animal!

Los canadienses siguen matando a las focas, además con una cuota récord en el número de focas que se han disparado, apuñalado o apaleado hasta la muerte, elevando la cifra de focas muertas hasta los 468.200 ejemplares. En el noreste de Terranova comenzó la cacería, en la que ha participado mucha menos gente que en ediciones pasadas.

La crisis económica y las leyes promulgadas por la Unión Europea en las que se prohíbe comerciar con productos procedentes de foca, han hecho que, por ejemplo, la demanda de pieles de este animal haya disminuido dramáticamente. Pero es que, además, los cambios en los niveles de hielo del mar causados por el calentamiento global han hecho más difícil que nunca la caza. Ya no hay tanto terreno por donde pasar, hay menos hielo y está fragmentado, lo que dificulta la labor de los funcionarios canadienses.

Por si fuera poco, los precios de las pieles bajan cada año y, de seguir así, llegará un momento que no será rentable la caza. Hay que pagar el material para llevar a cabo la matanza y, sobre todo, el combustible, que cada año es más caro. De hecho, el Gobierno de Canadá ha tenido que comenzar a invertir millones de dólares para que se pueda llevar a cabo la matanza. Y esto está haciendo cambiar de opinión a muchos ciudadanos del país norteamericano, no por ecologismo, sino porque les está costando dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *