El telescopio ALMA resiste una gran tormenta en Atacama (Chile)

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Debido al cambio climático, los fenómenos climáticos extremos serán más frecuentes: tormentas eléctricas, fuertes lluvias, nieve, inundaciones y olas de calor y de frío, huracanes… En un lugar, por otra parte, también extremo, la región más seca del planeta, el desierto de Atacama, en Chile, se está construyendo uno de los telescopios más avanzados del mundo. De momento, ha probado su resistencia.

Un equipo de científicos ha hecho posible uno de los proyectos astronómicos más grandes del mundo, el Atacama Large Millimeter/sub-millimeter Array (ALMA). ALMA es un radiotelescopio gigante que se está construyendo actualmente en el llano de Chajnantor, el punto más alto de los Andes chilenos, ubicado a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. En el llano de Chajnantor puede caer nieve incluso en los meses de verano.

¿Por qué se ha elegido ese lugar, el más seco del mundo? Por la altitud, la sequedad extrema en el aire y los cielos muy despejados. Las nubes sólo aparecen una media de 30 días al año. Puede llover algo los meses de febrero y marzo. A veces, ni eso. De hecho, hace décadas que no se producía una tormenta como la que se ha producido, y que ha dejado una enorme cantidad de agua en el desierto más seco del planeta. También se produjeron tormentas eléctricas. Por suerte, las antenas no resultaron averiadas. En cambio, un pueblo cercano quedo muy afectado.

Los sensores del telescopio fueron diseñados para resistir condiciones extremas, como velocidades del viento de hasta 100 km/h y temperaturas de -25 ºC.

La construcción de ALMA comenzó en 2003 y actualmente está funcionando al 50%. Cuando esté en completo funcionamiento, ALMA tendrá 66 radiotelescopios que explorarán el cielo en una apuesta que intentará descubrir secretos de la formación del universo.

La primera investigación es un estudio sobre un supercúmulo de estrellas que se formaron de la unión de un par de galaxias espiral llamadas Antenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *